El legislador repasó todos los temas de actualidad en una entrevista en el programa A Todo o Nada, de Radio Sarmiento. Dijo que el adelanto de elecciones es una posibilidad que se charla en el peronismo. Le puso baja calificación a la gestión de Mauricio Macri, aunque dijo que las diferencias ya se han saldado. Y contó que hay un proyecto del uñaquismo que trasciende las fronteras de San Juan.

 


 

- ¿Cree que debe renunciar el diputado justicialista por Calingasta, Alfredo Amín, que está imputado en una causa federal por presuntos sobreprecios en la venta de mercadería a Gendarmería?


- No. La Justicia está investigando y hay que dejarla que actúe. Esas ya son decisiones propias de cada persona.


- ¿El justicialismo le ha soltado la mano?


- No. En esto no se le suelta la mano a nadie. Esto es una causa que se está llevando adelante que, particularmente, la desconocía.


- ¿Cuánto perjudica esto al peronismo?


- No lo analizo tanto en términos políticos. Es difícil hablar cuando uno no conoce la causa. Pero me parece que, en términos políticos, no afecta en nada. Al momento de postularse, Amín tuvo amplio consenso en su departamento. No sé si se conocía o no el caso. No me puedo poner a prejuzgar sobre cuestiones personales y políticas.



- Está sobrevolando la idea, en el peronismo y en los otros partidos, de que el Gobierno terminará adelantando las elecciones. ¿Lo van a hacer?


- No lo sé. No es un tema que lo hayamos tratado todavía. Me parece que son posibilidades que existen y que se analizarán en su momento. Es una posibilidad que se ha conversado, se ha conversado adelantar pero no se ha estudiado para nada. Pero hoy por hoy, no puedo afirmar que sea así.



- ¿Le parece una estrategia positiva?


- Hoy es difícil decirlo. Ya sucedió acá en 2007, yo era candidato a vicegobernador. Se adelantaron las elecciones producto de que había departamentos que las habían adelantado.


- Santa Lucía, por ejemplo.


- Santa Lucía y alguno más. Para no ocasionar ese desgaste que se produce con tantas elecciones, el exgobernador Gioja decidió adelantar las elecciones. El resultado fue positivo. Nos fue bien. Fue un triunfo importante y se despegaron de las legislativas que son nacionales. Fuimos en octubre a las legislativas y también nos fue bien. O sea, en términos políticos, si el gobierno está bien plantado y tiene buena consideración en la gente, puede resultar positivo, más allá que se adelanten o no.



- ¿En la gente no influye el hecho de tener que ir a votar tantas veces?


- A mí eso me hace ruido. Sabemos lo que implica ahora con las primarias. Es que habría que votar cuatro veces.


- Si hoy su hermano lo llama por teléfono y le pregunta qué opina sobre el tema, ¿qué le recomienda?


- Le diría que hay que esperar. No es un tema tan gravitante, ni para la provincia ni para la política. Creo que tienen que influir muchas cosas para eso.



- ¿En la provincia no van a sacar las PASO tampoco?


- En las categorías provinciales se podría. Lo que sucede es que al no haber PASO, tenés que habilitar las internas en los partidos. Así que estamos en una situación muy similar...


- ¿Pero qué rival tiene Sergio Uñac hoy dentro del partido?


- Hoy no lo veo.



- ¿José Luis Gioja?


- Por supuesto. Uno. Puede haber otros que quieran competir.


- ¿Lo ve a Gioja como rival dentro del peronismo?


- No hablo de rivales. Estoy hablando de internas. Las PASO son para dirimir cuestiones internas. No nos engañemos, es así. Y cualquiera que tenga aspiraciones para cualquier cargo lo puede hacer.
 


- ¿Lo ve como intendente de Rawson a Gioja?


- A él le hubiera gustado en algún momento de su vida.


- ¿Y hoy?


- No lo sé.


- ¿Se han reunido con intendentes y gobernadores, ¿se puede decir que el uñaquismo es el mentor de la reconstrucción?


- Sí, me parece que algo así es. Viajé a San Rafael invitado por el intendente y el diputado nacional, Omar Félix, y conversando surge esta idea de juntarse. Si empezar a conversar significa que surgió ahí la idea ahí, puede tomarse así. Ahí arranca esta posibilidad y vamos a seguir haciéndolo. Advierto que el país es mucho más que esta polarización Macri -Cristina. Deberemos ser capaces de mirar un poquito más allá, charlar con todos los sectores y construir algo desde el PJ...


- ¿Con Cristina?


- Yo no digo quién debe estar adentro o afuera. No me parece eso de andar seleccionando dirigentes. El justicialismo es uno y quien se sienta cómodo debe estar ahí. Y quien no estará. Tenemos que ir más allá. Construir algo diferente.


- Entonces no descarta que en esta nueva construcción esté Randazzo, Cristina, Gioja, Urtubey, Uñac, Rodriguez Saá...


- ¿Quién soy yo para descartar algo? Cuando digo que el país es más grande y va más allá de estas divisiones, lo que digo es que primero seamos alternativa de propuestas claras. A partir de ahí, aparecerán los dirigentes y demás. Conversar de abajo hacia arriba, con todos, creo que puede surgir cosas importantes.


- ¿Esto lo están haciendo porque hay un proyecto presidencialista del uñaquismo?


- El Gobernador ha dicho que en este trabajo de unidad y la reorganización de PJ es solamente colaborativo de cara al 2019. Pero por supuesto, trabajamos para el futuro político también. Si hay un trabajo y si las circunstancias están dadas, particularmente me gustaría pensar en un proyecto más grande.


- Es decir, en un proyecto presidencialista más allá de 2019...


- Sí.


- ¿Le pone fecha a ese proyecto?


- No le puedo poner fecha para nada.


- ¿Cómo ve la marcha del Gobierno nacional en más de dos años?


- No voy a decir nada nuevo, nada que la gente no sienta. No soy economista, pero la marcha de la economía no va bien. Seguimos con inflación, dólar alto, hay caída del consumo. No son buenos síntomas para la economía de un país. Desde la oposición estamos dispuestos a colaborar y ayudar en lo que sea necesario. Lo digo desde el Congreso nacional, lo mismo que los gobernadores. Todos tenemos el mismo interés, la misma motivación: salir de estos problemas.

 

"Los argentinos estamos cansados de estas situaciones de que cada 10 años tenemos problemas. Es momento que entendamos que necesitamos políticas de Estado que sean inamovibles".


- ¿Qué número le pone, del uno al diez?


- Cinco. Repito, no soy economista, pero como ciudadano y lo que veo, no están bien las cosas.


- ¿Con Macri nos estrellamos?


- No digo eso y no es mi deseo, para nada. Todo lo contrario, no podemos apostar a que le vaya mal a alguien para que después me vaya bien a mí. Nos tiene que ir bien a todos los argentinos.


- En este contexto, ¿qué tan difícil es limar asperezas con la Nación?


- Las relaciones no son malas. Creo que no puede haber un Gobierno nacional que quiera llevarse mal con un gobernador. No es la misión de la Nación. ¿Cuál es el problema? ¿Que no acompañamos la reforma previsional? Y no lo haríamos en la misma circunstancia y mañana tampoco. Me pueden pedir que acompañame, que ayude a la gobernabilidad y voy a responder que no hay ningún problema. Eso sí, no me pidas que pierda mi identidad política.


- ¿La llegada del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, es para limar asperezas con un gobernador que ha sido catalogado a nivel nacional como rebelde?


- No cabe lo de rebelde. Viene Frigerio, pero el Gobernador ya ha estado reunido en dos o tres oportunidad en estos últimos meses.


- Entonces Frigerio viene por invento de los medios...

 

"La idea de Sergio es trabajar por San Juan. Lo ha manifestado en varias oportunidades. No tiene ninguna intencionalidad política para las elecciones generales de 2019".


- No, he sido claro. Hubo una reacción porque no acompañamos la reforma previsional...


- Esa posición de rebeldía o de no acompañar, ¿no termina resultando inconveniente para San Juan?


- Entonces los que acompañaron la reforma son civilizados y los otros no. No es así. Claramente se perjudicó a los jubilados y nosotros lo sosteníamos. Fue una decisión política la de no acompañar. Así, no va a ser necesario que los legisladores nacionales viajemos porque si no vamos a poder expresar nuestro pensamiento. Nosotros acompañamos y apostamos a la gobernabilidad, pero tenemos identidad política e independencia, por lo tanto, no vamos a dejar de debatir y proponer cosas aunque no gusten.