La denuncia  presentada por Marcelo Arancibia y Diego Seguí por escandalosas cifras de las contrataciones de los seguros de ART para los estatales todavía no llegó a manos de la fiscal que deberá comenzar con la investigación.


La denuncia para que se “investigue presuntos hechos delictivos contra la administración pública” fue presentada en la fiscalía Nº 3, a cargo de Juan Manuel Gálvez, pero este se inhibió por estar casado con la sobrina de Walter Lima, exsecretario de la Gobernación.


Ahora, el  expediente deberá ser tomado por la doctora Gerarduzzi, cosa que todavía no ocurre.

 

Las cifras que encendieron la sospecha

 

Desde el 2005 y hasta enero del 2017, el IAPSER fue la única empresa que le prestó a San Juan el Servicio de ART para los empleados estatales y la policía, con un desembolso para el año que pasó de 503 millones de pesos.

 

Tras conocerse los precios que las empresas interesadas ofrecieron en la licitación llevada adelante en diciembre, esa cifra fue la que llamó la atención ya que las aseguradoras, incluida el IAPSER, presentaron ofertas mucho menores, siendo la más barata y la ganadora de la compulsa Provincia ART. Esa empresa ofreció cobrar poco más de 15 millones de pesos por mes, lo que representa un ahorro en las arcas provinciales de 300 millones de pesos anuales.

 

Esa situación se repitió en febrero, cuando el estado licitó el seguro para los alumnos, presentando el IAPSER una oferta 46 por ciento más baja de lo que cobra actualmente.