Buenos Aires, 10 de febrero.- La Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) denunció hoy que la detención de su líder, Gerónimo ‘Momo‘ Venegas, en la causa de la ‘mafia de los medicamentos‘, es ‘una maniobra política aberrante e ilegítima‘ que convierte al dirigente en ‘preso político del Gobierno Nacional Constitucional‘, y reclamó su ‘inmediata libertad‘.

El sindicato, que se desvinculó del caso que tiene en sus manos el juez Norberto Oyarbide, fijó su postura en un comunicado dirigido ‘a la opinión pública y a los compañeros trabajadores rurales‘, donde además anunció una movilización de afiliados en apoyo de Venegas.

‘La detención de nuestro Secretario General de la UATRE, Gerónimo ’Momo’ Venegas, es una maniobra política aberrante e ilegítima‘, afirmó. Y añadió que ‘nuestra obra social, OSPRERA, nunca contrató las droguerías involucradas con la adulteración de medicamentos, y no existe ningún tipo de elemento que vincule a nuestra obra social ni al compañero Gerónimo Venegas con la mafia de los medicamentos (que de hecho repudiamos), a tal punto que hasta esta detención nunca había estado involucrado en esta causa ni en ninguna otra‘.

‘El único objetivo que el Gobierno Nacional busca, a través del Juez Federal Norberto Oyarbide, es enlodar al compañero Venegas por el solo ’delito’ de ser el principal impulsor del Peronismo Federal y Secretario General de las 62 Organizaciones Gremiales Peronistas‘, aseveró la UATRE.

El gremio advirtió que ‘por ello se convierte en un preso político del Gobierno Nacional Constitucional‘, tras lo cual exigió ‘la inmediata libertad‘ de Venegas. También indicó que ‘se ha resuelto por el Consejo Directivo Central la movilización general de todos los trabajadores y de todas las trabajadoras rurales del país para exigir la inmediata liberación del compañero Gerónimo, para que continúe con la lucha que desde hace 19 años mantiene en defensa de los intereses profesionales de sus representados, quienes ahora gozan de derechos laborales y sociales de los que, desde la sanción del Estatuto del Peón Rural (1944), estaban excluidos‘.