La muerte de Raúl Ávila, secretario General del Sindicato Empleados de Comercio, cayó como balde de agua fría en los    sindicalistas locales. Es que aunque todos sabían de su última internación,  ninguno pensaba en el trágico desenlace.

José Pepe Villa, de UPCN, lamentó su partida  y reconoció en Ávila un militante “de toda la vida”. “Es lamentable, nos conocemos de toda la vida. Fue un hombre que trabajó siempre por los trabajadores”.

 

El secretario adjunto de la UOCRA local, Alberto Tovares,  se mostró consternado. “Un líder como Ávila no será fácil de reemplazar, es una enorme pérdida”, dijo a Diario de Cuyo.

 

Por su parte, Julio Figueroa, de UOM,  aseveró que esta madrugada perdió a “un amigo y compañero”. “En lo personal aprendí mucho de él. Es una pena que no haya podido estar en la entrega del tercer barrio de AMECOM por el que él tanto luchó”, agregó.      

  Eduardo Cabello, líder de la CGT,   rescató los logros obtenidos por  Ávila a favor  de lso trabajadores. "Fue un dirigente y un militante de ley", expresó. 

 

Ávila había sido internado el jueves pasado y esta madrugada murió producto de un paro cardiorrespiratorio. Llevaba 12 años representando a los mercantiles de la provincia.