Los militares norteamericanos que viajaban en el avión retenido en el aeropuerto de Ezeiza hace una semana llevaban componentes de armas no declaradas en sus equipajes de mano, según dijeron ayer ante la justicia cuatro funcionarios argentinos que participaron del operativo de revisión de ese material.