Cumbre. La reunión fue encabezada por el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. El titular de Hacienda local, Roberto Gattoni, llevó la voz de la gestión uñaquista sobre una compensación para enfrentar el ajuste.

 

La administración macrista decidió recortarle a San Juan los recursos del Fondo de la Soja, los subsidios del transporte y de la tarifa social eléctrica, que suman 2.500 millones de pesos, pero el ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, aseguró ayer que junto a sus pares de 18 provincias le sacaron el compromiso a la Nación de que el ajuste se compensará con una mayor redistribución de impuestos. Ergo, la cifra será menor. Se trata del reclamo en el que venía insistiendo la gestión uñaquista, el cual gira en que paguen tributos aquellos que tienen los recursos para hacerlo y están excluidos. Esto es para ampliar la masa tributaria que derrame en los distritos. No es lo único que está en juego, dado que el Ejecutivo local le viene reclamando al Gobierno central la devolución de 3.000 millones de pesos por una deuda de Vialidad Nacional. El cómo y cuándo se reintegrará es lo que se está negociando, a lo que el funcionario local señaló que "podríamos sortear 2019 de manera importante si tenemos ese auxilio financiero".

En el marco del ajuste presupuestario que viene encarando la Nación para el año que viene, eliminó para San Juan los 1.200 millones de pesos de subsidios al transporte, los poco más de 1.000 millones del Fondo de la Soja y 240 millones para sostener la tarifa social eléctrica. Pero Gattoni explicó que el macrismo se hizo eco de los planteos provinciales para sortear los recortes y encaminar la aprobación del presupuesto. ¿Cómo? Incorporando al pago de impuestos como Ganancias y Bienes Personales a aquellos que tienen los recursos suficientes y que no lo vienen haciendo porque están fuera del régimen o desembolsan mucho menos. Por ejemplo, se tiró sobre la mesa el aumento de la alícuota para quienes tienen bienes en el exterior o "suspender el cómputo del pago a cuenta de Ganancias del impuesto al cheque, lo que nos significaría contar con recursos para el año que viene, que sin su postergación los perderíamos", detalló el ministro. Así, indicó que hoy harán los números con su equipo y el Gobernador para cotejarlos mañana en otra reunión con todos los representantes de las provincias y la administración macrista, que arrojará la cifra final. "Lo que podamos obtener de estos planteos servirá para financiar parcialmente el recorte para que tengamos el menor sacrificio posible, sabiendo que tenemos que hacer un sacrificio", manifestó Gattoni.

Ese fue el saldo del encuentro en el que participó el ministro de Hacienda local con sus pares de 18 distritos y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, sus secretarios y funcionarios de Hacienda de Nación.

Ya había salido a la luz la eliminación del Fondo de la Soja (que financiaba obras provinciales y municipales) y de los subsidios al transporte (que repercute en el pasaje), a lo que se sumó el de la tarifa social eléctrica por parte de la Nación. De la compensación que surja de la ampliación de la masa tributaria que plantearon las jurisdicciones saldrá el número final y lo que tendrá que poner, en su caso, la gestión uñaquista.

Sobre la tarifa social, Gattoni destacó que el Ejecutivo "hará el máximo esfuerzo para alcanzar en todo lo posible este financiamiento", mientras que con la baja de los aportes al transporte explicó que deberá haber un esfuerzo de todos los sectores: provincial, empresarial y gremial. "Cada provincia va a tener que ver de qué manera cubre el hueco que dejará Nación", destacó el ministro. En ese sentido, explicó que "hay que ir viendo como evolucionan nuestras finanzas, la idea es que el menor costo posible recaiga en los sectores vulnerables, que son los que tienen tarifa social y viajan en ómnibus".


Deuda de Vialidad
 

Gattoni se reunió la semana pasada con autoridades nacionales para reclamar un mecanismo de devolución de 3.000 millones de pesos de una deuda que Vialidad Nacional tiene con la provincia. El objetivo es reforzar el presupuesto local con ese monto y el gobierno macrista quedó en responder en el corto plazo.


Transporte
 

En la quita de subsidios al transporte, los que más sentirán el impacto son provincia y la Ciudad de Buenos Aires. Fuentes calificadas revelaron que fue un planteo de muchos gobernadores, dado que los dos principales distritos del país, comandados por el macrismo, se veían beneficiados en detrimento del interior.