Horas de convulsión se vivieron en Iglesia luego de que uno de los funcionarios municipales fuera denunciado por ocasionarle "lesiones" al empresario Víctor Grau, durante una reunión de la comuna el martes para tratar "temas hídricos". Se trata del director de Agricultura y Ganadería, Roberto Resta, quien, según palabras de Grau, "me agarró del cuello y me empezó a ahorcar" tras haber sido increpado. En ese marco, el intendente Jorge Espejo dijo que, por el momento, le pidió al funcionario que no asista a trabajar, hasta tanto la Justicia se expida y, de esa forma, decidir si corresponde algún tipo de sanción, ya que hay personas que estuvieron en el lugar y sus testimonios "son distintos a los de Grau", explicó.

El empresario comentó que asistió al evento debido a que es regante y, además, miembro de dos importantes entidades locales. Si bien reconoció que concurrió sin invitación, señaló que lo hizo porque pensó que no habría ningún problema. No obstante, minutos después de ingresar al lugar, comentó que fue "interceptado" por Resta, quien le pidió la invitación y, ante la negativa, lo "increpó" y le dijo que no podía estar. Así, Grau contó que, en el momento en el que se retiraba, el funcionario "me dio unos empujones. Me di vuelta y me golpeó en la espalda, por lo que tropecé y me hice un esguince en el pie. Al salir, comenzó a gritarme 'te voy a matar, garca'. Cuando me retiré del salón, vino corriendo por atrás, me puso contra la pared y me agarró el cuello y me empezó a ahorcar". Ante este desenlace, el empresario dijo que conocía a Resta de hace cuatro años atrás cuando iban a emprender un proyecto que no llegaron a desarrollar por inconvenientes entre ambos.

El ese contexto, el denunciante dijo que el intendente se había comunicado para "pedirme disculpas en nombre del municipio". Espejo dijo que había hablado con Grau, pero que le faltaba escuchar a Resta. No obstante, aclaró que esperará para tomar medidas hasta que la Justicia aclare la situación.