Durante este enero, el calor se hizo sentir y agobió a los sanjuaninos. Las altas temperaturas fueron persistentes y esto llevó a que durante 21 días el termómetro superara los 35ºC.

Así, el primer mes del 2017 se convirtió en el enero más caluroso de los últimos 50 años. Según el climatólogo Germán Poblete, el mes que le sigue en el ranking de los más sofocantes fue el de 2013. ‘Este año, la media de este período fue de 36,35ºC‘, dijo el especialista y explicó que esto también fue un factor importante para que el calor de este enero se convirtiera en histórico.

 

 

 


Desde fines de diciembre el calor se instaló en la provincia e hizo que San Juan se volviera, varias veces, la más caliente del país. Según Poblete, a fines del 2016 ingresó una masa tropical cálida y húmeda que hizo que el termómetro estuviera al tope. Así fue que durante casi el 70% del mes (21 días) de enero la temperatura fue superior a los 35ºC.

Se espera un alivio

Si bien hasta ayer Poblete no podía asegurar que ingrese a San Juan un frente que alivie el calor, dijo que según su estación meteorológica había probabilidades de que el fin de semana que viene la temperatura baje notablemente. “No quiero asegurarlo, pero es lo que hasta hoy -por ayer- se ve”, dijo.

‘Desde el 28 de diciembre ningún frente logró romper con esa masa‘, explicó el climatólogo y contó que generalmente, una masa de estas características permanece entre 8 y 10 días, sin embargo esta vez se extendió más y logró que la media del mes uno fuera la más elevada desde 1947, que es cuando tiene registros.

Poblete ya había adelantado que el verano iba a ser bastante sofocante, sin embargo dijo que se sorprendió por la persistencia del calor y por las altísimas temperaturas que azotaron a la provincia durante varios días.

Una gran tormenta

Después de días de intenso calor, el pasado 22 de enero una fuerte lluvia azotó durante más de dos horas a la zona centro y Este de la provincia. Esta gran tormenta dejó a siete familias evacuadas. Las personas más afectadas fueron de los departamentos 9 de Julio y Chimbas.

Es que, de los 21 días que el termómetro trepó los 35ºC, y que hizo que las piletas y el dique estuvieran al tope de gente que buscó refrescarse, hubo 5 días en los que la temperatura máxima fue de 40ºC o superó esa cifra. Según el climatólogo, el primer día del 2017 en el que el termómetro llegó a los 40ºC fue el jueves 12.

Después, los días siguieron calurosos, pero no tan pesados, hasta que el 20 de enero el calor fue extremo otra vez y la temperatura volvió a alcanzar los 40ºC. Un día después, el 21 de enero, el termómetro llegó a los 41ºC, mientras que el 28 de enero la temperatura máxima fue de 40,6ºC.

 

 

‘Y el día más caluroso fue el domingo pasado‘, dijo Poblete y contó que ese día, que fue cuando cerró la Vuelta Internacional a San Juan de ciclismo (ver página 3), el registro de la provincia alcanzó los 42ºC. Durante estos días más sofocantes el Ministerio de Gobierno de la provincia lanzó alertas para evitar los golpes de calor.
 
 

EL RANKING

Según los registro de Poblete, el enero que ocupa el segundo puesto de los más calurosos fue el de 2013. Ese año la media del primer mes fue de 36,05ºC.

En este contexto, los días que superaron los 35ºC fueron 19. De esos días, hubo 5 con temperaturas mayores a 40ºC. Otros eneros que están entre los más calurosos fueron los de 2009, 1968 y 2002. Las temperaturas medias fueron de 35,45ºC; 35,11ºC y 34,88ºC; respectivamente.

Mientras que en la otra punta del ranking el enero menos calurosos, en el que la media no superó los 30ºC y no hubo días con más de 35ºC, por lo que también fue anormal, fue el de 1990.

 

‘La gente tiene más cuidado‘

Pablo Flores - Médico del Servicio de Urgencias del Hospital Rawson


‘Si bien no tengo datos estadísticos precisos, puedo afirmar que durante este enero hubo menos pacientes que ingresaron a Urgencias con golpes de calor, que otros años.

Desde mi punto de vista esto se da porque la gente tiene más cuidado. Los sanjuaninos están tomando conciencia y saben de qué manera evitar sufrir por el calor. Se resguardan en ambiente climatizados y se hidrata bien.

Esto lo notamos porque en años anteriores eran muchísimas las consultas que teníamos por este problema. Ahora, a pesar de que tuvimos temperaturas altísimas y extremas, me animo a decir que no fueron más de 1 por guardia, siendo que atendemos en promedio 220 pacientes por día.

Creo que la prevención de los golpes de calor entró en la cultura de la gente de la provincia y eso es muy bueno, porque es un problema muy fácil de evitar, y que si no se logra prevenir causa muchos problemas.

En contraposición, nos sorprende que sigamos teniendo muchos casos de enterocolitis durante los días de calor. Esto se da, porque si bien las personas toman muchos recaudos personales, no cuidan algunos detalles con la comida, como conservar correctamente los alimentos, y terminan afectándolos por el calor. Hay que mantener la comida en buenas condiciones‘.

 

Una final al rojo vivo


El público. La gente llegó con sombrillas y hasta carpas para protegerse del Sol. Sin embargo, cuando la carrera pasó por donde estuvo el púbico a muchos no les importó estar en el sol.


El domingo fue el día más caluroso de enero de 2017. Justo ese día, la 35ta Vuelta a San Juan terminaba. Sin embargo, eso no intimidó a la gente que llenó distintos rincones de la avenida de Circunvalación y que apoyó a los ciclistas.

Este enero fue el año más caluroso del último medio siglo y el domingo el día más agobiante de este enero. Y ese mismo día la primera edición internacional de la Vuelta San Juan fue la noticia más importante de la provincia, junto a la alta temperatura. En este contexto, la organización de la carrera decidió quitar kilómetros de la final porque el termómetro estaba al rojo vivo. Durante la tarde la temperatura máxima fue de 42ºC.

A pesar del insoportable calor, la gente disfrutó de la última etapa de la Vuelta. Ocupó las sombras de los árboles, llevó sombrillas, paraguas y hasta carpas para cubrirse del sol y así le hizo frente al clima. Incluso hubo algunos que hasta llegaron con piletas inflables para que los más chicos pudieran sobrellevar la alta temperatura, que no opacó la fiesta del ciclismo.

 

Un mes sin respiro

Hace unos días, Poblete informó que San Juan lleva más de un mes sumergido en una masa tropical. En ese momento explicó que una de las principales características de estas masas es que no sólo suben la temperatura máxima, sino que también generan un aumento en las mínimas.

“En este periodo, sólo en ocasiones excepcionales el termómetro ha bajado de 20 grados y ha habido seguidillas de mínimas que no bajaron de los 25 grados”, detalló el especialista y explicó que esto es un factor importante.

 

Para prevenir


No exponerse

Durante los días calurosos el Ministerio de Gobierno difundió claves para prevenir los golpes de calor. Una de ellas es no excederse con la exposición al sol, beber agua con frecuencia y reducir la actividad física intensa. Salir a correr antes de las 10 o después de las 18. 

Los más débiles

Los niños y los adultos mayores son los más débiles y los más propensos a sufrir golpes de calor. Se aconseja no esperar a que pidan agua y ofrecerles líquidos de manera continua. Y en el caso de los bebés que son lactantes, hay que darles el pecho con más frecuencia.

La vestimenta

Se recomienda vestir ropa holgada, liviana, de algodón y colores claros, y en el caso de los bebés, incluso desvestirlos; bañarlos y mojarles el cuerpo con frecuencia. Además de proponer juegos tranquilos. También, evitar permanecer dentro de un vehículo cerrado.

La alimentación

La alimentación es fundamental para evitar golpes de calor. Con las altas temperaturas, se recomienda evitar el consumo excesivo de alcohol, de bebidas con cafeína o azúcar, que estén muy frías o muy calientes, además de optar por comidas más livianas.