Luego de la incertidumbre que reinó durante tres años sobre la puesta en práctica de las sanciones que recibían los abogados por parte del Tribunal de Disciplina del foro que los nuclea, ya quedaron firmes los dos primeros castigos. Se trata de los profesionales Cayetano Dara y Andrea Giménez Alday. El primero fue inhabilitado para ejercer la profesión por abandonar la causa judicial que le llevaba a un cliente, mientras que de la segunda no trascendieron los motivos. Las resoluciones quedaron firmes luego de que interviniera la Cámara Civil como instancia de apelación, cosa que se resolvió hace unos meses.


Las sanciones que aplicaba el Tribunal de Disciplina eran apeladas a la Corte de Justicia. Pero en 2013, a través de una acordada, el máximo tribunal local se declaró incompetente para resolver ese tipo de causas. Así, los castigos no se podían cumplir si los profesionales recurrían los fallos, ya que no había un Tribunal superior que revisara si las resoluciones fueran correctas. El limbo finalizó luego de que la Cámara de Diputados sancionara en julio pasado una modificación de un artículo de la ley referida el Tribunal de Disciplina del Foro, disponiendo que la Cámara de Apelaciones en lo Civil sea el tribunal de alzada.


Antes de la acordada, la Corte tenía 14 causas en total y luego de que se aprobara la norma, se desprendió de todas ellas para que intervenga el nuevo tribunal. Tras una revisión de los camaristas civiles, las causas de Dara y Giménez Alday regresaron al órgano disciplinario del Foro debido a que los profesionales en realidad no habían apelado la sanción. Así, los castigos quedaron confirmados.


A Giménez Alday se le aplicó una sanción de dos meses de suspensión en el ejercicio de la profesión, pena que cumple desde el 15 de diciembre del año pasado hasta el 14 de febrero del 2017. En su caso, no se dieron a conocer los motivos.


El otro de los oficios corresponde a Dara. Al profesional también se lo inhabilitó, pero por un plazo menor: un mes, a partir del 1 hasta el 31 de enero, curiosamente en plena feria judicial. Según trascendió, Dara incurrió en una de las faltas más graves dentro del ámbito profesional y que está tipificada en la ley del Foro, la cual es conocida como abandono de un cliente. Esto ocurre cuando el profesional deja caer una causa en la Justicia por inacción. El abogado fue castigado por otras dos causas por la misma inconducta, por las que recibió 30 días de suspensión por cada una de ellas. Dichas sanciones no están firmes y ahora están en revisión en la Cámara Civil. 


No son las únicas, ya que el nuevo Tribunal de alzada tiene que resolver otros 10 expedientes. De acuerdo a la norma, una vez que tiene adjudicada la causa, tiene un plazo de 40 días para expedirse sobre la apelación y remitir lo decidido al órgano disciplinario.

 

Impulsores

El Foro de Abogados, con el presidente Alfredo Mergó a la cabeza (derecha), fue el que impulsó el proyecto para que se estableciera a la Cámara Civil como Tribunal de alzada ante las apelaciones de los abogados por las sanciones impuestas. Los diputados recogieron el guante y sancionaron la norma el 28 de julio de 2016.