Freno. El proyecto minero binacional Lama Pascua está suspendido y no llegó a entrar en la fase de producción de metales.  <

/figcaption>

 


El deshielo de las nevadas que se viene produciendo hace unos días en alta cordillera desencadenó inéditas crecidas y fuertes infiltraciones de agua en la zona de Lama, el lado sanjuanino del proyecto minero que iba de la mano con Pascua en la parte chilena, el cual se encuentra suspendido en su conjunto. Pese a la contingencia climática, tanto en la empresa Barrick como en el Ministerio de Minería aseguraron que no hubo ningún tipo de impacto ambiental, ya que el agua que circuló por el lugar no entró en contacto con ningún elemento químico usado por el hombre debido a que la construcción del emprendimiento ya estaba frenada y por lo tanto, nunca entró en la fase de producción de metales.


El tema salió ayer a la luz a través de un comunicado que emitió Barrick, que está a cargo de las tareas de mantenimiento. En el mismo, informó que el evento se produjo el jueves y que dio cuenta de la situación a la cartera minera. Entre las obras que se alcanzaron a realizar se encuentra un túnel que comienza en el lado argentino y se extiende 1.300 metros hacia el límite con Chile, el cual se hizo para conducir el mineral que se iba a extraer del sector trasandino hacia la futura planta de tratamiento en suelo iglesiano. Debido al fuerte deshielo, una mayor cantidad de agua se infiltró y fue a parar al túnel, la que luego desembocó en la plata de tratamiento que instaló la empresa para bajar la acidez natural de la misma. En el comunicado que dieron en la mañana, Barrick señaló que un “excedente no está ingresando al sistema para no sobrepasar la capacidad de tratamiento”, aunque por la tarde comunicaron que lograron reencauzar la totalidad de las aguas hacia la planta de tratamiento. Marcelo Maidana, secretario Técnico del Ministerio, explicó que el agua de la zona tiene naturalmente un alto nivel de acidez y de no existir el túnel, de todas formas se infiltraría e iría a parar de manera subterránea al río Las Taguas. No obstante, el Gobierno dispuso que se taponara el túnel y la compañía está por comenzar las obras (ver nota vinculada). 


Por otro lado, debido a la crecida que tuvo el río Turbio, el “caudal y arrastre de sedimentos alcanzó la capacidad máxima de las piletas de sedimentación, por lo que el agua fue conducida a través de un canal de contingencia construido para este propósito hacia el dique impermeabilizado, antes de su descarga en el río Las Taguas”, indicó Barrick.
 

 

El túnel entre Lama y Pascua será sellado


Barrick informó que una empresa contratista se encargará de sellar el túnel de Lama. Según informó, se contempla la construcción de dos tapones de hormigón y las tareas comenzarán en las próximas semanas. En el comunicado se destaca que “la compañía se encuentra en la etapa de movilización de equipos” y que los trabajos demandarán cuatro meses.


Marcelo Maidana, secretario Técnico del Ministerio, explicó que al tapar el túnel “la parte técnica evaluó que se va a evitar la salida de un caudal importante de agua. Cuando no salga por el túnel, todas las aguas van a drenar por su cauce natural y van a tomar las vías que antiguamente seguían”. Además, explicó que el mecanismo implicaba “todo un sistema de tratamiento para su posterior vertido. Al sellarlo, se vuelve todo a la condición anterior. Ahora la obra está frenada, pero el día que se reinicie, habrá que volver a hacer todo el tratamiento del agua”. 


Por su parte, en Barrick indicaron que “debido a la suspensión temporal de las actividades del proyecto es necesario redefinir el manejo del agua con el objeto de contar con un sistema más estable. Con esta solución se busca alcanzar condiciones ambientales similares a las previas a su ejecución”.


Por otro lado, el ministro de Ambiente de la Nación, Sergio Bergman, anunció ayer que envió una comisión que inspeccionará la zona y tomará muestras. Además, le solicitó al ministro de Minería, Alberto Hensel, toda la información sobre el evento.