Luego de que desde su partido salieran públicamente a pedirle que se presente como candidato a senador, Mauricio Ibarra, uno de los referentes del massismo local, continúa con su postura de no ser parte de la contienda, pero le puso una salvedad a su definición.

Si el diputado nacional José Luis Gioja compite por una banca en la Cámara alta por el peronismo, “esa situación me alentaría a postularme”, destacó el exintendente de Rawson.

Su motivación radica, según manifestó, en que el titular del PJ nacional “representa una etapa concluida y no tiene nada que aportar”. Así, el rawsino lanzó el desafió, comenzó a centralizar la puja con un eventual rival y a tratar de esmerilar su figura de cara a las legislativas.

 



 

Ibarra es uno de los referentes del espacio massista Somos San Juan, el cual se forjó tras el quiebre en el principal frente opositor que lidera el senador Roberto Basualdo.

El alineamiento de este con el macrismo fue el punto de quiebre que provocó el alejamiento del ibarrismo y el moyanismo, representado por la diputada nacional Florencia Peñaloza. Por un problema de salud que atravesó, el rawsino venía manifestando que no iba a ser candidato en este año para recuperarse, pero su pronta negativa le costó más de un reproche.

Armado


Además del ibarrismo y el moyanismo, en el frente massista local se encuentra el MID y están en conversaciones con el GEN de Margarita Stolbizer que en San Juan encabeza Diego Seguí. El espacio sumó dos concejales y un diputado provincial que provenían del basualdismo, pero que estaban identificados con Massa.

De hecho, el presidente de su partido, Carlos Munisaga, salió a pedirle que sea candidato a senador, en una jugada para dejar abierta la posibilidad de que ese espacio no quede tan pronto libre a merced de otros interesados. Y sobre todo cuando no están definidos los actores que jugarán desde las otras fuerzas políticas.

Al ser consultado, Ibarra repitió que no tiene hoy intenciones de postularse, pero aclaró que “si Gioja va por una banca de senador, me animaría a competirle, porque lo que viene es una etapa diferente y una forma diferente de hacer política”.

El desafío planteado no es casual, ya que con el exgobernador tuvo un duro enfrentamiento que lo llevó a alejarse del PJ en su época de intendente. Frente a cuestionamientos de que también pertenece a la vieja política, el rawsino rechazó la crítica y puso como ejemplo que “soy más joven que el gobernador Uñac”.

Aunque no lo digan y en el ibarrismo hablen de no dejar a nadie afuera, la movida para instalar al exintendente también se ve como una preocupación reinante ante el crecimiento de eventuales competidores externos.

En ese punto, las chances del exmacrista Martín Turcumán de integrar esta lista aparecen reducidas, pese a que viene dialogando con el massismo. Sobre Turcumán, Ibarra dijo que “nadie sobra y nadie está de más”. La frase era la que utilizaba el exgobernador Gioja y al rawsino más de una vez se lo escuchó decir que en esa época se sintió excluido.