El informe estadístico de 2019 que dio a conocer la Corte de Justicia refleja un contraste dentro del Poder Judicial. La resolución de causas a nivel general (esto es, expedientes iniciados respecto a la cantidad de resoluciones por año) avanzó en los últimos cinco años de un 65,4 a un 80 por ciento, mientras que el fuero Penal sigue siendo el más lento y estancado. Este último ámbito cuenta con un desempeño del 9,1 por ciento, lo que significa que, de cada 100 causas que se iniciaron el año pasado, sólo nueve tuvieron una definición, por lo que el resto quedó en el freezer. Los restantes fueros (la Justicia de Paz, Familia, Laboral y Civil) tuvieron un mejor resultado. Incluso, los últimos dos se destacaron, ya que resolvieron más causas de las que les ingresaron (Ver infografía).

La situación penal derivó en que el titular del Ministerio Público Fiscal, Eduardo Quattropani, indicara, una vez más, que el panorama no da para más y que es necesario ir hacia el sistema acusatorio para que haya un mayor número de fallos (Ver definiciones). Por el lado de la Corte de Justicia, que encabeza Adriana García Nieto, no hubo una opinión sobre el tema.

De acuerdo al informe que trascendió esta semana desde el máximo tribunal de Justicia, en el año que pasó ingresaron un total de 200.111 causas para todos los fueros, mientras que la cantidad de expedientes que tuvieron solución fueron 160.200. Esto es, un 80 por ciento del total. En los años anteriores, esa cifra fue menor. Así, en 2015, el indicador disparó una tasa de resolución del 65,4 por ciento; en 2016, una 56,7 por ciento; en 2017, un 71,1 por ciento; mientras que en 2018, el valor llegó a 76,9 por ciento. Históricamente, la Justicia de Paz es la que ha concentrado la mayor cantidad de expedientes, pero también es el fuero que mayor cantidad de causas terminó resolviendo por año.

En el caso del sistema Penal, en el año que pasó ingresaron 29.886 causas, mientras que se resolvieron sólo 2.721, esto es, un 9 por ciento del total. Por otro lado, el cúmulo de nuevos expedientes se incrementó un 5,1 por ciento respecto a 2018, cuando se iniciaron 28.418 causas.

Entre 2018 y 2019 se incrementó un 55,1 por ciento el número de causas en la Justicia.

Si se tiene en cuenta los valores estadísticos de los últimos cinco años, la tasa de resolución en materia penal no ha tenido muchos cambios. De hecho, en 2015 esa cifra fue del 7,2 por ciento; en 2016 del 9,1; en 2017 del 7,2; en 2018 del 8,04 y en 2019 del 9,1 por ciento.

Incluso, ni la puesta en marcha del sistema de Flagrancia, lo que ocurrió en el segundo semestre del 2017, ayudó a mejorar las estadísticas del fuero Penal. Si bien el procedimiento de enjuiciamiento exprés tiene un 100 por ciento de efectividad, respecto a que todas las causas que se inician tienen trámite y solución, la cantidad representa sólo el 4 por ciento del total. En 2019, el sistema de Flagrancia resolvió 1.247 expedientes, frente a las 28.418 causas que se iniciaron en todo el fuero Penal. Además, en ese plazo tuvo un crecimiento de un 25,5 por ciento en la cantidad de causas.

Por otro lado, la estadística en materia penal reflejó que el año pasado quedaron 11.367 expedientes en trámite. Esto es, causas con un fuerte impacto en la sociedad y que llevan su tiempo de investigación, como delitos contra las personas, en el que están incluidos los homicidios, delitos con armas y abandono de personas; y causas contra la integridad sexual, en el que están comprendidos los abusos sexuales, violaciones y corrupción de menores. También quedan contemplados los delitos contra la propiedad, como hurtos, robos, estafas y defraudaciones. Dicho rubro es el que más causas genera.

Definiciones

EDUARDO QUATTROPANI - Fiscal General de la Corte

"En el actual sistema, lo único asegurado es el fracaso. Jueces con poderes y atribuciones aparentes, están impedidos de tramitar el inmenso universo de delitos a su cargo. Son tan frustrados como las víctimas y la sociedad".


Sistema acusatorio
 

La presidente de la Corte, Adriana García Nieto, y el fiscal General Eduardo Quattropani habían señalado que el objetivo es poner a rodar el sistema acusatorio en noviembre o diciembre de este año. Frente a la crisis económica derivada de la pandemia por el coronavirus, el jefe de los fiscales elevó al máximo tribunal una propuesta que contempla una reducción en personal e infraestructura para adaptar el mecanismo a las necesidades actuales.

El nuevo sistema implica que la investigación quedará en manos de los fiscales y no de los jueces, como es actualmente. Estos últimos pasarán a ser jueces de garantías.

Más recurso humano

Según los datos estadísticos que difundió el Poder Judicial de la provincia, el recurso humano se incrementó en un 40 por ciento en los últimos cinco años. El número pasó de 1.102 empleados de planta permanente a 1.545. En la cifra están incluidos todos los magistrados.

Justicia de Paz

66 Es el porcentaje que representa la cantidad de causas que ingresaron en la Justicia de Paz sobre el total de expedientes que se iniciaron.

Resolución

Si bien la cantidad de causas que se iniciaron en 2019 fue un 55,1 por ciento más alto que en 2018, impulso dado por la Justicia de Paz, hubo un mayor número de resoluciones, un 61,5 por ciento más. El incremento también estuvo dado por las sentencias del fuero de Paz.