La decisión del Gobierno nacional que se encuadran en una estructura de gastos que se ajusten a un déficit cero, empieza a tener su coletazos en virtud que la alta inflación y los recortes complican muchas cosas.

En este sentido, la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ), a tono con lo expuesto por el Consejo Interuniversitario Nacional, expresó su posición.

"Entre sus primeras decisiones el gobierno nacional dispuso prorrogar el presupuesto 2023 para el año 2024, en un contexto con 254% de incremento interanual inflacionario (IPC enero 2024 INDEC). Esta realidad deja a la UNSJ en una situación presupuestaria muy crítica para afrontar los gastos de funcionamiento para todo el año 2024", indicó.

Y agregó, "por otro lado, la limitación del FONID - Fondo Nacional de Incentivo Docente - afecta en forma directa los ingresos de docentes de los institutos preuniversitarios".

Así las cosas y adhiriendo a las  solicitudes expuestas por otras universidades nacionales, la UNSJ, a través de la representación del CIN, solicitará al Gobierno Nacional que "disponga de un presupuesto actualizado que garantice la continuidad de sus funciones académicas, administrativas, extensión e investigación, y la actualización de las partidas vinculadas a paritarias docente y  nodocente".