Los atributos de mando, la banda y el bastón, son dos elementos que utiliza el nuevo gobernante para dejar un mensaje que complementa las palabras que dirá en el día de la asunción. Marcelo Orrego, en el inicio de su gestión como Gobernador de San Juan, eligió que los suyos tengan símbolos de sus afectos más cercanos, de su historia política y un guiño a Santa Lucía, el departamento donde fue intendente e inició el camino que hoy suma su hito más importante. La ceremonia será a las 20, en el Teatro del Bicentenario, y ahí, frente a autoridades provinciales salientes y entrantes, Sergio Uñac le colocará la banda a su sucesor, con quien protagonizó una transición en buenos términos, a pesar de las diferencias políticas. A su vez, su esposa e hijos le darán el bastón de mando.

Orrego llegará al teatro como Gobernador, luego de su juramento en el Poder Legislativo provincial, que refrendará la decisión que tomaron los sanjuaninos el pasado 2 de julio, cuando el santaluceño ganó las elecciones. El acto, el último de la jornada, se da después de 40 años de democracia ininterrumpida en el país y será la cuarta vez que un mandatario saliente le coloca la banda a su sucesor de un color político distinto. Uñac, del PJ, será el encargado de hacerlo con Orrego, de Juntos por el Cambio (JxC), así como el bloquista Carlos Gómez Centurión lo hizo con el peronista Jorge Escobar en 1991, este último con Alfredo Avelín, de la Alianza, en 1999, y Wbaldino Acosta con José Luis Gioja en 2003.

Traspaso. Uñac será quien coloque la banda a su sucesor Marcelo Orrego, con quien protagonizó una transición larga en buenos términos. En la foto, durante la celebración de los 40 años de Democracia. 

La banda es, de los dos atributos, el más formal, ya que debe cumplir con la reglamentación oficial de la Bandera Argentina, fijada por ley nacional. La que recibirá Orrego es de tela de seda, la misma que se utiliza para las banderas de ceremonias, elegida por su durabilidad tanto del color como del textil. Tendrá bordado el escudo de la provincia en hilo dorado y la inscripción se hace en castellano antiguo, para respetar el modelo histórico, por lo que se leerá "EN VNION Y LIBERTAD". El sol del escudo tiene 19 rayos, en representación de los departamentos sanjuaninos, y dos borlas doradas con 19 cordones de metal dorado cada una.

El bastón de mando, en cambio, permite que su propietario pueda dejar asentado simbolismos propios y datos de su historia y personalidad. Tiene 90 centímetros de largo, es de madera de Urunday y fue trabajado a mano por Juan Carlos Pallarols, el orfebre de los presidentes. Orrego eligió que sean sus familiares y su tierra quienes tengan protagonismo en este elemento, que le entregarán su esposa Eliana y sus dos hijos Delfina y Benicio, además de Roberto Basualdo. Las iniciales de ellos estarán presentes en los grabados que lleva el bastón, juntos con las de su padre Humberto, su madre María Teresa, una K por el apodo de su hermano Juan José "Kanki" Orrego, la inicial de su hermana Cecilia y una R, por Roberto Basualdo, debido a "su amistad y apoyo político", según revelaron desde el entorno del gobernador electo.

Pero los homenajes no terminan ahí. En la parte superior del bastón están las iniciales del mismo gobernador "MO", junto al número 10, ya que es el décimo gobernador desde la vuelta de la democracia. También incluyó la frase "De tal padre, tal hijo", en honor a su padre, y en los costados del escudo provincial pidió que escriban "Gobernar es Hacer 2023-2027". Además, decidió que lleve tierra de Santa Lucía, un racimo de uva y una imagen de la Virgen del Rosario de San Nicolás.