El director del Hospital Zonal de Puerto Deseado, donde permanecía internada la mujer que fue violada y a la que le asesinaron a su hijo de 4 años, confirmó este viernes que la paciente fue "víctima de una agresión sexual" y que evoluciona de las lesiones aunque a nivel psicológico continúa "conmocionada" por lo que le pasó.

"La señora está evolucionando de las lesiones que ha recibido, no hay ningún riesgo de vida, pero sigue muy conmocionada desde el punto de vista psicológico, ya que su único pensamiento es hacia la pérdida de su hijo", indicó el director del hospital, Gustavo Mirón.

El médico explicó que la mujer, de 44 años, fue sometida a una "tomografía computada para ver si había lesión a nivel del cerebro y dio normal" al arribar al hospital, y que "luego se procedió a internarla y darle aviso al equipo de salud mental para su tratamiento psicológico". "Se procedió a comunicarle lo que había pasado y cuál era el estado de su hijo que había fallecido. Eso la conmocionó aún más", señaló.

Mirón dijo que la víctima está sedada, "prácticamente no quiere hablar", y que "los detalles que ha brindado son muy escasos, ya que todavía no puede asimilar lo que le ha pasado".

Comentó que la mujer "tiene signos de haberse defendido", aunque el médico recordó que "es muy poco" lo que pudo hacer debido a que "uno de los agresores la amenazaba con su hijo".

Además Mirón confirmó al canal TN que fue "víctima de una agresión sexual" e informó que "los peritos del Juzgado han tomado muestras de todo para su posterior tratamiento".

Respecto del niño, explicó que no llegó a ser trasladado o asistido en el centro de salud porque "estaba fallecido" al ser encontrado, aunque señaló que este viernes el cadáver llegó al hospital "para hacerle radiografías y sacarle muestras de todos los órganos para ayudar en la autopsia y determinar la causal de su muerte, si fue por ahorcamiento, si fue por las lesiones o si fue por el hecho de caer del acantilado".