Impactante. En octubre llegó a la tercera fase del Hospital Rawson uno de los equipos más esperados, el resonador magnético. El aparato ya está instalado y los técnicos se encuentran haciendo las pruebas para dejarlo a punto.



El Ministerio de Salud Pública decidió pasar para febrero la última licitación de la aparatología para terminar de equipar la tercera fase del Hospital Rawson. La convocatoria estaba prevista para noviembre, pero debió postergarse porque se vio arrastrada por las demoras en un proceso de compra anterior de instrumentos de alta complejidad. El llamado será un paquete de tres compras que saldrán al mismo tiempo por un total de 120 millones de pesos. Según los plazos que manejan en el Ministerio de Salud, el principal centro de salud de la provincia estaría finalizado y operativo en su totalidad entre mayo y junio, y no en marzo como se había previsto el año pasado.


La construcción del nuevo hospital Rawson se dividió en tres etapas y sólo queda la tercera, que incluye servicios que requieren de aparatología de última generación. La compra del equipamiento se planeó por tandas y una de ellas fue el llamado a licitación para la adquisición de los equipos de diagnóstico por imágenes por un monto de 60 millones de pesos. Esta se previó para octubre y desde el Gobierno buscaron garantizar que las compañías presenten los papeles en condiciones y de esa manera, asegurarse que los nuevos equipos lleguen en tiempo y forma a San Juan, por lo que decidieron hacerla en diciembre. El cambio llevó a que las autoridades no avanzaran con la última licitación para adquirir el equipamiento final y la dejaron para febrero.


La convocatoria constará de tres compras por 120 millones de pesos. El Gobierno adquirirá aparatos para áreas claves como Unidad Coronaria, Clínica Médica, Terapia Intensiva, Urgencia, Cirugía General, Pediatría y Otorrinolaringología, más el equipamiento para el servicio de farmacia y anatomía patológica. Entre los equipos figuran 70 monitores multiparamétricos, 24 respiradores de distintas característica, máquinas de anestesia, bombas de infusión y un sistema de telemetría. 


Las autoridades estiman que la apertura de sobres de esta última licitación se podrá hacer en marzo y que entre ese mes y el siguiente se llevaría a cabo las adjudicaciones a las empresas ganadoras. Un punto importante que figura en el contrato que firmarán las compañías es el plazo que tienen para instalar los equipos en el hospital. Teniendo en cuenta que la mayoría son aparatos importados y que muchos no suelen estar en stock, la provincia les da un plazo de entre 60 a 120 días, dependiendo del instrumento, para que cumplan con la entrega. De no hacerlo, las firmas son factibles de ser sancionadas con multas.


Con las demoras administrativas que se dieron en las últimas licitaciones, el tiempo que lleve la etapa de adjudicación, la instalación de los equipos y la capacitación del personal, la fase final del hospital Rawson no estará lista en marzo, tal cual se había previsto inicialmente. Carlos Tinto, secretario Administrativo de Salud Pública, reconoció que ahora calculan que el centro de salud estará en pleno funcionamiento entre mayo y junio.


A la par de la compra de los equipos, la empresa constructora lleva adelante avances en el edificio con un nivel de ejecución que supera el 90 por ciento. Un detalle no menor es que hay algunos aparatos que necesitan de un espacio físico particular. Por eso, para concluir los trabajos es necesario contar con los instrumentos en el lugar.

Desde la empresa trabajan a contrarreloj para terminar la obra y según trascendió, los plazos estarían acordes a los que maneja Salud Pública en cuanto a la llegada de los últimos equipos.
 

Fondos para equipos

266 Son los millones de pesos que inicialmente destinó Salud Pública para la compra de equipos, donde están los 120 millones de la última licitación. 

Internación

520 Es la cantidad de camas que tendrá el Rawson. Con la tercera fase concluida, será uno de los centros de salud más grandes del país. 

 

2009 Inauguración

En junio de ese año se produjo el esperado estreno de las dos primeras etapas del hospital. La inauguración contó con la presencia de la entonces presidenta Cristina Fernández. 

 

2011 Demolición

En los primeros días de abril de ese año se produjo uno de los momentos más nostálgicos de la obra: el derribo de la antigua área de Maternidad. Eso dio comienzo a la tercera fase. 
 

2014 Etapa final
 

Es el año en el que comenzó la construcción de la tercera y última fase del hospital. En Salud Pública esperan que en junio esté terminada y con las instalaciones equipadas.