Clave. Las cloacas son vitales como obra de saneamiento para eliminar los pozos negros, los cuales en muchas zonas han colapsado y llenan de líquidos el lugar. 


La gestión uñaquista consiguió de la Nación cerca de 360 millones de pesos para llevar adelante obras de saneamiento en Rivadavia y Valle Fértil. Del total, 200 millones se destinarán a ampliar la red cloacal en el primer departamento, mientras que los 160 millones restantes tienen como fin la instalación del sistema en la villa cabecera del segundo distrito. Pero no será lo único en el caso del Valle, ya que el Gobierno local pondrá unos 40 millones de pesos para la construcción de una perforación y un acueducto desde Usno hasta San Agustín para el abastecimiento de agua potable. Así, será la primera vez que los vecinos tendrán una fuente alternativa, ya que actualmente se capta y potabiliza el agua del río.


En el Ejecutivo aseguraron que las tres obras se irán licitando desde el mes que viene hasta abril, que los trabajos comenzarán este año y que calculan que estarán terminados en 2018.


El ministro de Planificación e infraestructura, Julio Ortiz Andino, confirmó que la administración macrista ya dio el OK para distribuir los recursos. El Gobierno de Sergio Uñac ha puesto énfasis en llevar adelante obras de saneamiento, como cloacas y agua potable, ya que tienen un impacto directo en los vecinos. “Son obras que la gente reclama y que la provincia necesita. Y estamos yendo por ese camino”, indicó Ortiz Andino. No es lo único que ha financiado la Nación, dado que ha firmado convenios con el Ejecutivo local para la instalación de cloacas en siete departamentos y continuar con la megaobra en el Gran San Juan (Ver recuadro).


Los fondos que llegarán son fruto de las gestiones del Gobierno ante la Nación. Aunque Uñac siempre remarca que pertenecen a espacios políticos distintos, ha sabido construir una buena relación institucional principalmente con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de quien depende justamente el área de hábitat. Por su parte, el macrismo apuesta en este año a que se reactive la obra pública en todo el país, que genere mano de obra y la provincia tiene todos sus números en orden.


La semana pasada, el Ejecutivo local obtuvo el aval por 160 millones de pesos para la red cloacal en Valle Fértil, la cual beneficiará a 4.500 vecinos. Pero la gestión uñaquista aportará 40 millones para hacer el acueducto Usno - San Agustín. El presidente de OSSE, Sergio Ruiz, explicó que esta última obra se realizará para mejorar y asegurar la producción de agua. Es que frente a las intensas lluvias que suelen caer en el departamento, se generan crecidas que hacen colapsar la planta, debido a que no puede potabilizar el agua por la turbiedad que trae. Y en el otro extremo, cuando hay sequía se resiente el suministro del río.


El acueducto llevará agua “de buena calidad” desde Usno y recorrerá 11 kilómetros hasta la villa cabecera, donde se conectará a la cisterna y a la red para evitar esos inconvenientes climáticos (ver infografía). 


La otra obra es la ampliación del sistema cloacal en Rivadavia, con una partida de 200 millones de pesos. Se trata de la continuidad de la megaobra del Gran San Juan, que en este caso beneficiará a 22.648 habitantes, entre los que estarán algunos vecinos de Capital. Algunos de los barrios que están en la zona son el Camus, CGT, Natania XV, Meglioli, Municipal y Bancario, la Villa Flora y Seminario.

 

Aportes y obras


El 26 de agosto del año pasado, los más importantes alfiles macristas desembarcaron en San Juan para participar de una reunión del Consejo Nacional del PRO y de paso, anunciar obras para la provincia.


La vice Gabriela Michetti; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el jefe de Gabinete, Marcos Peña, entre otros, pusieron a disposición fondos para la instalación de cloacas en San Martín, 25 de Mayo, 9 de Julio, Sarmiento, Zonda, Iglesia y Pocito. Los fondos para los sistemas de saneamiento en esos departamentos superan los 1.200 millones de pesos y se ha llamado a licitación en todos los casos.


La Nación además ha venido garantizando los fondos para la terminación de la megaobra cloacal del Gran San Juan, la cual está a un paso de terminar.


En los convenios firmados, la gestión macrista enfrenta el 66 por ciento de las obras de saneamiento, mientras que la provincia se hace cargo del resto. En el caso de los 360 millones de pesos para las cloacas de Valle Fértil y Rivadavia, el 100 por ciento es aportado por el macrismo, pero la administración uñaquista compensó su porcentaje con obras: la pavimentación de calles en Rawson y Chimbas donde se hicieron cloacas, la obra de agua en Jáchal Norte y el acueducto vallisto.