Si bien las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) fueron creadas para definir a los candidatos puertas adentro de cada frente o partido, en la práctica funcionan como una encuesta oficial, ya que muy pocos la usan. Así las cosas, los poco más de 550 mil sanjuaninos habilitados para votar definirán hoy a los que perfilarán para la general del 23 de octubre. No será la único, ya que también las fuerzas políticas más chicas tendrán el desafío de superar el piso cercano a 6.500 votos para llegar a la final. El premio mayor son tres bancas de diputado nacional y las tres de senadores, un botín clave para la representación de San Juan en el Congreso de la Nación. En un escenario político pocas veces visto, en el que el Gobierno provincial está bajo el control del peronismo, mientras que el nacional se encuentra bajo el macrismo.


Las fuerzas políticas que se medirán son nueve y en sólo dos habrá internas: en Cambiemos y el partido ADN, que sí definirán a sus candidatos para la general. En el primero, la lista que encabeza el senador Roberto Basualdo y la del diputado nacional Eduardo Cáceres buscará imponerse sobre las de Carlos Rodríguez y Alberto Sánchez, de Dignidad Ciudadana, respectivamente. El líder de Producción y Trabajo y el macrista apuestan a retener sus bancas. En ADN, la PASO se dará en la categoría de diputados, en la que pelearán Vicente Mut y Gerardo Zumel. Ambos comparten al precandidato a senador: el exmacrista Martín Turcumán.


El frente oficialista Todos es el que apuntará a mantener las bancas restantes y por la mano del gobernador Sergio Uñac, hubo lista de consenso. El kirchnerista Ruperto Godoy y Marina Riofrío dejarán sus lugares en el Senado y el oficialismo jugará sus principales fichas con Rubén Uñac y Cristina López. Para la Cámara baja, Walberto Allende va por el espacio que dejará el gremialista Alberto Tovares y Daniela Castro buscará repetir.


En el resto tampoco habrá pelea puertas hacia adentro y en el caso de Somos San Juan, con Mauricio Ibarra y Carlos Munisaga a la cabeza, el objetivo será posicionarse como alternativa opositora y ser la referencia del tigrense Sergio Massa, que apunta a la presidencia en 2019. Los demás, el Frente Progresista, la Nueva Izquierda, la Izquierda Socialista, Movicom y Nueva Dirigencia, enfrentarán el desafío de convertirse en una opción para los sanjuaninos y para ello primero deben superar el piso y no quedar eliminados.


Pese a la oferta electoral, la campaña se caracterizó por su tono apagado y gris. Hubo escasos cruces entre los competidores. El único choque que sobresalió fue cuando Cáceres acusó a Ibarra de estar apoyado por el Gobierno. La respuesta del macrista se dio luego de que el rawsino lanzara críticas al frente Cambiemos. Las fuerzas políticas no rompieron el molde de las caminatas, la entrega de votos y el uso de las redes sociales. Los ejes que generaron posiciones encontradas fueron definiciones o medidas de la gestión nacional que impactaron en la provincia. Así sucedió con la negativa del jefe de Gabinete, Marcos Peña, sobre la implementación de una nueva promoción industrial, un mecanismo para subsidiar el flete o la instrumentación de una herramienta similar al Plan Belgrano. O con el incremento de la importación del vino. Los referentes de Cambiemos trataron de justificar, defender y explicar las medidas y definiciones, mientras que el resto salió al cruce. Salvo eso, no mucho más. De hecho, hay muchos que vislumbran la apatía de la gente a la hora de participar en el comicio.

 

 

En números

205 Son las escuelas, en toda la provincia, en las que se podrá votar. También hay un lugar de votación en el Penal de Chimbas.

554 mil electores habilitados. Hay un total de 1.656 mesas. En la custodia externa de los comicios hay 1.310 policías sanjuaninos.


Datos

Hay designados delegados de la Justicia Nacional Electoral para actuar en cualquier local de votación, con el deber de colaborar con las autoridades de mesa en el desarrollo de sus tareas.

La seguridad interna de los comicios está a cargo del Ejército, con 418 hombres, de Gendarmería, con 244 uniformados, y la Policía Federal con 95 agentes.