En Santa Rosa no hubo sorpresa y, tal como se preveía, el frente UCR-Cambiemos ganó las elecciones municipales de ayer, tras vencer al Partido Justicialista, por un amplio margen de más del 20% de los votos. De esta manera, el radicalismo se quedó con la primera victoria electoral del año y la concejal Norma Trigo (55) seguirá al frente de la comuna hasta diciembre de 2019, aunque desde ahora con el aval que dan los votos.

 

“Gracias a los santarrosinos, que han dado ejemplo cívico en unas elecciones sin incidentes. Santa Rosa ha estado inmersa en un caos institucional y de a poco la estamos sacando adelante”, dijo Trigo, acompañada por el gobernador Alfredo Cornejo, tras conocerse los resultados finales que le dieron un contundente 61,71% de los votos y, con ello, la victoria sobre la ex Reina Nacional de la Vendimia, Flor Destéfanis (25), la candidata que llevó el peronismo y que apostó por una imagen renovada del justicialismo santarrosino y alejada del salgadismo, que gobernó al departamento desde 2007, aunque la oferta fue insuficiente.

 

Así, el frente UCR-Cambiemos sumó 6.040 sufragios contra 3.748 que logró el justicialismo (el 38,29%), una diferencia “abrumadora”, según definió Cornejo, aunque en realidad no generó ninguna sorpresa, luego de que en las PASO del 11 de diciembre, el oficialismo ya había anticipado, con el 66,21% de los sufragios, que difícilmente se le escaparía una victoria en las elecciones municipales de ayer.

 

El gobernador de Mendoza felíz por salir airoso de la elección

 

De esta manera y por primera vez en su historia, el radicalismo llega a gobernar la comuna santarrosina, históricamente en manos de peronistas o demócratas y que durante los últimos diez meses, Trigo ocupó solo de manera interina, en su calidad de presidente del Concejo, luego de que en abril de 2016 renunciara al cargo el kirchnerista Sergio Salgado, acorralado por una grave crisis financiera que lo llevó algunos meses a la cárcel y que aún lo tiene procesado por delitos contra la administración pública. 

 

“El radicalismo gobierna por primera vez en Santa Rosa y Norma es la primera intendente de Mendoza elegida por el voto. Son hechos históricos que marcan el resurgir de este departamento, que en los últimos años vivió una situación desastrosa y vinculada a la corrupción”, dijo Cornejo durante los festejos en el búnker de Las Catitas, donde se reunieron centenares de partidarios.

 

Fue una jornada tranquila en la que el voto electrónico cumplió su papel e hizo el escrutinio mucho más ágil. Flor Destéfanis votó a las 9 en la escuela Ventura Segura y ya, desde la siesta, su grupo se reunió en el búnker de La Dormida, donde el peronismo esperó un triunfo que nunca llegó y en el que, a decir verdad, pocos creían.  “Se perdió pero teniendo en cuenta el contexto en el que nos tocó dar pelea, el 40% de votos es un resultado positivo”, dijo Diego Maure, presidente del justicialismo local.

 

Se usó el voto electrónico por primera vez

 

“Acá el peronismo arrastra una mochila y es haber tenido al último intendente preso y acusado de corrupción (por Sergio Salgado, que ayer decidió no ir a votar). Se sabía que perdíamos pero hace un año el resultado hubiera sido peor, una paliza. Por eso apostamos en estos meses a renovar el partido y lo estamos logrando con muchos jóvenes que militan y que van a ayudar a que pronto volvamos a la victoria”, agregó Maure en un búnker semivacío y al que Destéfanis demoró en llegar.

 

Con 16.374 habitantes, Santa Rosa es uno de los departamentos menos poblados; tiene 13.503 habitantes en condiciones de votar, de los que ayer fueron a las urnas 10.099 personas.  Hubo 43 mesas habilitadas para estas elecciones municipales, en las que sólo se elegía el cargo de intendente y Norma Trigo votó a las 10, en la escuela Raffo, de Las Catitas, distrito en el que el radicalismo armó su búnker. 

 

“Nunca hemos sido gobierno en Santa Rosa y, personalmente, trabajo desde hace más de 30 años para que eso ocurra. Ahora se dio. Agradezco a los vecinos que nos votaron, a los partidos que nos acompañaron y prometo trabajo y esfuerzo para sacar a Santa Rosa adelante”, dijo Trigo emocionada, durante los festejos y acompañada por centenares de militantes y vecinos.