El arreglo de la Calle 11, en Pocito, una arteria estratégica para sacar la producción del departamento a través de la Ruta 40, demandará la expropiación de terrenos en la zona lindera por un total de 8,1 millones de pesos, según la determinación que realizó el Tribunal de Tasaciones. Se trata de una obra muy esperada por los vecinos de la zona, que viene demorada y por eso ha motivado fuertes molestias en la gente, en tanto que en Vialidad Provincial estiman que si los plazos se cumplen estará finalizada en julio del año que viene.


Los trabajos estuvieron casi 2 años paralizados porque en el medio hubo un cambio de empresa, pero desde enero Menin Construcciones está al frente del proyecto. Uno de los cambios fue la decisión de expropiar un total de 35 parcelas, 22 del costado Sur y 13 del Norte, que suman unas 4,7 hectáreas. El metro cuadrado se pagó a razón de 120,50 pesos, según dio a conocer Omar Blanco, titular del Tribunal de Tasaciones.


El tramo que se va a repavimentar es el comprendido entre la avenida Joaquín Uñac (ex Mendoza) y la Ruta 40, con una extensión de casi 2,3 kilómetros. Hasta ahora tenía 2 carriles y un ancho de 7 metros, pero resultaba muy angosta. El proyecto en marcha contempla 4 carriles que duplicarán la actual calzada, un separador central con barandas New Jersey, que son barreras de seguridad de hormigón, con columnas de iluminación, rotondas y veredas, según dijo el director de Vialidad Provincial, Juan Magariños. 


“Es una calle muy importante que comunica la villa cabecera con la Ruta 40, pero como era muy angosta había muchos accidentes”, sostuvo el intendente Fabián Aballay.


Como se trata de una zona con problemas de revenición de los suelos la obra está demandado un gran movimiento en el terreno.
 

Avance

20 Es el porcentaje de la obra de la Calle 11 finalizado hasta el momento, según la evaluación de Vialidad.