Composición. Andrés Chanampa, a la izquierda, quedó este año como presidente del bloque. Marinero era vicepresidente alterno de la Cámara y fue reemplazado por Edgardo Sancassani.


En el tratamiento de la prórroga por el manejo de los casinos a la empresa IVISA, que se comprometió a construir un hotel 5 estrellas y a remodelar el complejo de La Laja, la bajada de línea del bloquismo en la Cámara de Diputados fue apoyar el proyecto del Ejecutivo. El legislador Mauro Marinero votó a favor de la iniciativa en general, pero se opuso en los puntos particulares. Si bien el iglesiano explicó los motivos, su jugada causó ruido. "Nos llamó poderosamente la atención. Tendrá sus motivos", dijo Andrés Chanampa, presidente del bloque. Es que la bancada está atravesada por la interna entre la presidenta del partido, Graciela Caselles, y el titular de la Convención, Luis Rueda. A lo que se suma que el iglesiano y su hermano Mauro, intendente del departamento, perdieron las riendas de la comuna a mano de su correligionario y compañero en la Legislatura, Jorge Espejo.

"Cada diputado es dueño de votar como quiera, pero ha ido en contra de un mensaje del Ejecutivo que venía siendo tratado. Lo que pasa que no estuvo en la comisión cuando fue la ministra de Turismo, Claudia Grynszpan. Cada duda tendría que haberla planteado en las comisiones correspondiente", resaltó Chanampa. Por su parte, Marinero explicó que votó a favor del proyecto en general porque está de acuerdo con que se aumente la capacidad de alojamiento en la provincia, pero que se opuso a que el hotel 5 estrellas se ubique en Capital, dado que entiende que hay que potenciar una zona fuera del Gran San Juan. El iglesiano, además, negó que su postura fuera una rebelión contra el Gobierno y sus pares y que ya había planteado objeciones similares a una iniciativa de promoción turística.

La bancada bloquista experimentó un sacudón político en la previa del inicio de las sesiones ordinarias. Chanampa asumió como presidente y Edgardo Sancassani fue impulsado para que se hiciera cargo de la vicepresidencia alterna de la Cámara de Diputados. Así, este último reemplazó justamente a Marinero en ese puesto en la cadena de sucesión. Los dos primeros están alineados con Rueda mientras que el iglesiano cuenta con el respaldo de Caselles. 

El tema de los apoyos también se reflejó, en mayor o menor medida, en las elecciones en Iglesia, ya que el titular de la Convención está más cerca de Espejo, quien se quedó finalmente con la intendencia. Y si bien Marinero no fue el candidato por el Ejecutivo municipal si no su hermano Mauro, lo cierto es que es uno de los líderes del aparato departamental. "Si está enojado o no por haber perdido lo tendrá que explicar él", señaló Chanampa. 

La directiva del bloque había sido que se acompañara el proyecto que mandó el gobernador Sergio Uñac. La iniciativa finalmente fue aprobada y establece la extensión hasta 2039 de la concesión a IVISA en el manejo de los casinos. La empresa, a su vez, tiene como cargo la construcción de un hotel en Capital y la remodelación del complejo La Laja, en Albardón, en un lugar de alojamiento (ver recuadro).

Tanto Chanampa como Marinero fueron reelectos como diputados, por lo que tendrán que seguir conviviendo hasta 2023. El otro miembro del bloque es Sancassani, que también logró seguir como legislador por el departamento de Zonda. 

El número de integrantes se redujo de la actual composición, ya que Carlos Maza Peze fue electo como intendente de Angaco y el bloquismo no tuvo candidato a diputado por Iglesia, dado que Marinero es proporcional y Espejo se consagró como jefe comunal.

Inversión en alojamiento


La gestión uñaquista encontró la herramienta para que un privado invierta en la construcción de un hotel 5 estrellas en Capital y convierta al complejo La Laja en un lugar de alojamiento. A través de la prórroga de la concesión de la administración de los casinos en el Gran San Juan, la empresa IVISA se hará cargo de dicha inversión hotelera. El Gobierno plasmó ese acuerdo en un proyecto de ley, el cual fue aprobado el jueves por la Cámara de Diputados.

El norma establece que ambos alojamientos deberán edificarse en 18 meses y si la empresa no cumple, el Gobierno le puede dar de baja a la prórroga por el manejo del juego. El hotel de Capital tendrá 201 plazas y contará con una superficie cubierta de 5.000 metros cuadrados, la tercera parte del Del Bono Park, que la compañía edificó tras un acuerdo con la gestión pasada.

Según le había manifestado la ministra de Turismo, Claudia Grynszpan, a los legisladores en la reunión de comisión, la inversión del hotel capitalino rondaría entre los 18 y 20 millones de dólares.