Después de que se hiciera pública la denuncia  firmada por dos representantes de la UCR (el diputado Eduardo Castro y el titular del comité radical caucetero Salvador Mercado) luego de que 375 personas de Caucete se intoxicaran  por la presencia de una bacteria en el agua, el titular de OSSE, Sergio Ruiz aseguró que la medida tiene una finalidad política.

 

“Estamos en conocimiento de la presentación por el canal formal. Es una denuncia que no nos sorprende, esperábamos un aprovechamiento político de un hecho lamentable”, aseguró Ruiz.

 

Y detalló que “por empezar, el planteo está realizado por representantes de un partido político”. A la vez que agregó: “Lo que nos preocupaba a nosotros era cumplir con las condiciones necesarias para que el agua volviera a ser apta para consumo. Nosotros nos acercamos a los vecinos y charlamos con ellos durante horas para darles las explicaciones correspondientes y que pudieran sacarse todas las dudas. Los únicos que tenían un motivo legítimo para hacer un planteo eran ellos y nos han entendido afortunadamente, por lo que no hemos tenido inconvenientes”.

 

Para luego sostener: “De modo que queda demostrado que esta denuncia sólo tiene una orientación y una finalidad política”.

 

 

En cuanto a la sospecha de que en realidad había poco cloro para potabilizar por el desvío del líquido, Ruiz explicó que “en marzo de 2016 realizamos los análisis que hacemos habitualmente al cloro y notamos que venía más concentrado que lo normal. Hicimos la denuncia correspondiente ante el proveedor y se rechazó la partida. A la vez, decidimos intensificar los controles”.

 

Mientras que agregó: “En ese contexto comenzamos a recibir las partidas de cloro en la planta de Marquesado para hacer allí los análisis correspondientes y asegurar la calidad de cloro. Por ese motivo se hace el desvío y luego la distribución, o sea que, lo que se busca, al contrario de lo que plantean, es mejorar y asegurar la calidad del servicio”.