Desde este mes la provincia dejó de recibir en sus cuentas casi 12,5 millones de pesos de coparticipación. ¿El motivo? La gestión macrista se cobró la primera cuota de la deuda que le había consolidado hace casi siete años.

Entre capital e intereses, al año representará una suma de unos 150 millones de pesos. La obligación se venía postergando desde hace años y a nivel nacional viene sonando la posibilidad de una nueva prórroga por dos años, pero con la modificación de la tasa de interés, que pasaría del 6 al 21 por ciento anual. En el Gobierno adelantaron que de ser así, en principio no firmarán el nuevo acuerdo y que aceptarán que se les siga descontando bajo el actual régimen.


Si bien este año la provincia recibirá, según los cálculos, poco más de 1.000 millones de pesos de la Nación por la devolución de 6 puntos del 15 por ciento de los fondos de coparticipación que les retenía a los distritos para fondear al Anses, los 150 millones de pesos anuales que se descontarán para pagar la deuda consolidada no dejan de ser importantes. En el Gobierno resaltan que sería una ayuda no sufrir la detracción y patear para más adelante esa obligación, siempre y cuando sea a una tasa razonable. Con 150 millones de pesos, el Estado puede construir unas 200 casas del IPV y pavimentar entre 800 y 1.000 cuadras, dependiendo de la zona, el terreno y los insumos.


El ministro de Hacienda, Roberto Gattoni, dio a conocer el dato sobre el descuento de la primera cuota. Además, admitió que hay una versión circulando a nivel nacional de una propuesta de prórroga por parte del macrismo. De acuerdo a lo trascendido, la postergación del pago sería de dos años, pero con la aplicación de la tasa Badlar, la cual es calculada por el Banco Central y surge de un promedio de la tasa de plazos fijos. La misma está hoy en un 19 por ciento, pero de acuerdo la iniciativa que se baraja se le agregaría 2 puntos más. En cambio, la tasa que se estableció en el convenio original es del 6 por ciento anual y fija.


Gattoni explicó que quiere escuchar de boca de las autoridades nacionales la propuesta oficial, pero que de ser así, la tasa no es conveniente porque la provincia terminaría desembolsando más dinero. Por eso, indicó que, en principio, no la aceptarían, por lo que seguirán con el actual régimen, soportando el descuento pautado, ya que la provincia está en condiciones de enfrentarlo.


La llamada deuda consolidada se originó en mayo de 2010, cuando la Nación se hizo cargo de los saldos en rojo que 17 provincias tenían con distintas entidades, como instituciones bancarias. Desde entonces, la administración central les financió su cancelación a una tasa accesible, que incluyó períodos de gracia y hasta sucesivas prórrogas (ver foto). 


La última venció el 31 de diciembre y no hubo más postergaciones, por lo que la gestión uñaquista enfrentó en este mes el primer descuento de 12,5 millones, compuesto por 6,3 millones de pesos en capital y una suma similar en concepto de intereses. Las cuotas por mes de 6,3 millones en capital se extenderán hasta 2030, pero irán bajando los intereses porque con el paso del tiempo va a ir disminuyendo paulatinamente el capital global, lo que dará un total de 1.530 millones. 
 

El trayecto de la deuda consolidada


En 2010, la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner puso en marcha el Programa Federal de Desendeudamiento para las provincias argentinas (foto). Con el mecanismo, 17 distritos, incluido San Juan, consolidaron sus deudas con la Nación. En un principio, la administración central les financió la obligación a 20 anos a una tasa del 6 por ciento anual. La consolidación fue desde mayo de 2010, con un plazo de gracia a diciembre de 2011. Sin embargo, las provincias pidieron una prórroga y el plazo se extendió por dos anos más. 


Cuando a partir de 2014 se iba a empezar a pagar, la ex jefa de Estado decidió realizar postergaciones por diferentes plazos. En el medio, hubo una quita de capital que benefició a las provincias. La última prórroga que se realizó se extendió hasta el 31 de diciembre de 2016. 

Capital

1.083 

rong>Es el monto de la deuda de capital. A eso se le agregan los intereses, que alcanzan un total de 1.530 millones de pesos, informaron en Hacienda.

 Monto acumulado

66 mil millones de pesos es el total de la deuda consolidada de las 17 provincias con la Nación. Cada una tiene realidades distintas en cuanto a sus finanzas.

Devolución

La gestión macrista firmó un acuerdo con las provincias para la restitución del 15 por ciento que desde hace años se les venía reteniendo de la coparticipación para fondear la Anses. El convenio estableció la devolución de 3 puntos por año. En 2016, San Juan recibió unos 450 millones de pesos y para este año, se calcula que percibirá 1.000 millones.