La Corte de Justicia, que preside Juan José Victoria, tomó la decisión de poner en marcha la mediación previa obligatoria en el fuero laboral. El mecanismo, que apunta a que las partes lleguen a un acuerdo sobre los conflictos y, así, evitar la judicialización, tendrá su inicio durante el segundo semestre, al punto que ya comenzó la capacitación para los mediadores y se está acondicionando un inmueble para poder llevar adelante las audiencias. La iniciativa es importante, ya que, una vez iniciado y pulido el sistema, se estima que habrá una reducción importante de expedientes que se tramitan en los juzgados del trabajo, como causas de despidos y reclamos de rubros salariales, entre otros. Lo que quedará afuera es todo lo que tiene que ver con accidentes laborales. El titular del máximo tribunal calculó que habrá un 30 por ciento menos de causas por año, lo que equivale a unos 400 trámites, ya que, en promedio, se inician entre 1.200 y 1.300 juicios laborales por año.

La mediación previa fue instituida en la provincia a fines de 2019, a través de una ley que establece la obligatoriedad de sentar a las partes para ver si se pueden llegar a un acuerdo antes de iniciar el proceso judicial. Si bien la norma data de algunos años, fue necesaria una reglamentación para su puesta en marcha, la que se ha dado en partes y por fuero. Así, desde el Poder Judicial comenzaron con las causas de Familia, mediación que se disparó a fines del año pasado y que, hasta el momento, ha demostrado resultados positivos respecto a la cantidad de acuerdos a los que se han alcanzado, evitando así la judicialización. De hecho, según las estadísticas del Poder Judicial, entre noviembre y abril, el 53 por ciento de las causas de familia que se presentaron a mediación llegaron a acuerdo (Ver recuadro). En esa línea, las fuentes indicaron que, luego de la mediación previa obligatoria para el fuero laboral, vendrá la puesta en marcha del mecanismo para las causas civiles, lo que se espera para fin de año.

Para dar inicio a la mediación laboral, desde el máximo tribunal han comenzado con la capacitación para abogados que cuenten con el título de mediador. Las actividades comenzaron el pasado 16 de junio y, según indicó Victoria, "están previstas que finalicen a principio de julio". Por otro lado, la capacitación es obligatoria para aquellos que quieran participar en el fuero laboral. Según fuentes calificadas, al curso se presentaron unos 80 profesionales.

El presidente de la Corte indicó que, paralelamente a la capacitación, están "trabajando en un inmueble en el que se van a llevar adelante todos los procesos de mediación, tanto Laboral como de Familia. Una vez que esas tareas estén finalizadas, las que se esperan para después de la feria judicial (la que finalizará a fines de julio) se podrá iniciar con la mediación laboral". Así, no se descarta que el proceso arranque en agosto. El inmueble en cuestión está ubicado frente al edificio de Tribunales, en el mismo lugar donde se encuentran los despachos de los jueces de Impugnación del sistema acusatorio, pero en la planta baja.

La baja del 30 por ciento obedece a parámetros de procesos similares en otras provincias.

  • Estadísticas en mediación familiar

Según los datos oficiales del Poder Judicial, de las 1.721 causas que se presentaron para mediación entre el 1 de noviembre del año pasado y el 30 de abril de este año, 977 llegaron a una finalización, con o sin acuerdo. De ese total, el 53,63 por ciento, unos 524 expedientes, se logró un acuerdo a través de la mediación. Del resto, el 25,28 por ciento no tuvo acuerdo, mientras que el 21,08 por ciento restante no tuvo apertura hasta la fecha de cierre del estudio.

En el fuero de familia se tramitan unas 12 mil causas por año, por lo que un acuerdo en mediación logra bajar el alto nivel de litigiosidad. En dicho fuero, no todos los expedientes pueden se mediados, ya que hay algunos excluidos, como divorcios, nulidad matrimonial, patria potestad y adopción.