Trabajadores estatales. La deuda generada por la provincia corresponde al pago de contribuciones patronales de todos los empleados del estado. Por ese rubro, San Juan destina por mes a la AFIP casi 93 millones de pesos.


El acuerdo es más que beneficio para las cuentas provinciales. La Nación acordó con San Juan que la deuda de 3.800 millones de pesos que generó durante 15 años por no pagar de forma correcta a la AFIP las contribuciones patronales de los empleados estatales sea liquidada a través de un plan de pago que durará varios años. Pero no sólo eso, porque para que no sea un gasto muy grande para la administración, le produjo una reducción del 50 por ciento del monto total y, además, selló que la provincia llegue al porcentaje real que tiene que pagar por las contribuciones recién dentro de 20 años.

 

Según las consideraciones de los funcionarios locales, ese plan es muy beneficioso porque no representa un desembolso directo de manera inmediata, y le permite afrontar los futuros gastos de manera escalonada en un periodo considerable en el tiempo.


El acuerdo, que también alcanza a otras administraciones provinciales, será celebrado hoy en Buenos Aires, en la Casa Rosada, entre Sergio Uñac y el jefe de Gabinete, Marcos Peña. 


La multimillonaria deuda que la provincia acumuló comenzó a generarse en 2001, cuando el gobierno nacional promocionó un descuento de las contribuciones al sector privado, decreto 814, con la intención de generar un mecanismo que favoreciera la generación empleo. Ese decreto dispuso que las empresas giren a la Administración Federal de Ingresos Públicos 10,17 por ciento de las contribuciones patronales y no el 16 por ciento como lo establece la ley.


Ante semejante diferencia, las provincias, incluida San Juan, reclamaron el mismo tratamiento y comenzaron a enviarle a la AFIP el porcentaje reducido, lo que generó que el organismo recaudador iniciara acciones legales para cada provincia que incumplió con ese porcentaje. Esas acciones terminaron en la Corte de Justicia de la Nación que en marzo del 2016 falló contra Santiago del Estero, condenándola a pagar. Ante esa resolución que sería aplicable a San Juan, la Nación decidió sentarse con las administraciones provinciales y llegar a un acuerdo con todas. 


Para el caso de la provincia, el acuerdo implica una reducción del 50 por ciento del total de la deuda, lo que representa un monto final a pagar de casi 1.900 millones de pesos, pero también establece que San Juan continuará abonando por los próximos 10 años el mismo porcentaje que paga hoy por contribuciones patronales, 10,17 por ciento, destinando una parte de esa cifra a saldar la deuda generada. Ese acuerdo no representa un desembolso de las cuentas provinciales pero si implica que en los próximos seis años, según las estimaciones del Ejecutivo, esa deuda quedará saldada. 


La otra parte del acuerdo es que dentro de los 11 años, o sea en 2028, San Juan deberá sumar al porcentaje por contribuciones patronales 0,583 por ciento por año, lo que implica que en una década después, en 2038, la suma final destinada a la AFIP corresponderá al 16 por ciento que establece la ley.

La diferencia entre lo que paga hoy la provincia y lo que debería pagar en los próximos 20 años será absorbido por la Nación. 


Desde Hacienda se mostraron muy contentos y confirmaron que el acuerdo será firmado hoy en Buenos Aires por Uñac y Peña. 
 


Pago de deuda consolidada 

A partir de este año, la provincia comenzó a afrontar, con el descuento de 12,5 millones de pesos de la coparticipación, la deuda consolidada que Nación estableció en 2010 por hacerse cargo de saldos en rojo que varias provincias, incluida San Juan, tenía con distintas entidades, como instituciones bancarias. La deuda tuvo una serie de postergaciones desde que fue consolidada, siendo la última la que vencía en diciembre del 2016. La cuota que se paga por mes es de 6,3 millones en capital más un interés que irá bajando paulatinamente hasta el año 2030, cuándo se espera que se cubra el saldo total, que representa un total de 1.530 millones.