El intendente de Ullum, Leopoldo Soler, entró el 15 de febrero a una clínica privada, lo operaron de urgencia por tener el intestino perforado. Desde ese momento quedó en Terapia y en grave estado. En el medio, asumió en el cargo Alfredo Carrizo, presidente del Concejo Deliberante, dada cuenta el pronóstico reservado del jefe comunal.

 

Soler llegando al municipio de Ullum; atrás, una ambulancia

 

A pesar que la evolución de Soler fue lenta y la gravedad fue protagonista de cada parte médico que trascendió, en el Municipio de Ullum ocurrían cosas que levantaban polvareda en la planta de personal y en los cargos políticos, contaron fuentes municipales a este diario.

 

Soler fue

sometido a Laparotomía Exploradora de Urgencia; constatándose perforación intestinal, la cual fue reparada durante su cirugía".

 

Así las cosas y con tintes algo extraños, este viernes en la mañana Soler obtuvo el alta médica y, sorprendentemente, decidió ir escoltado por una ambulancia desde la Clínica El Castaño hasta el edificio municipal para tomar posesión del cargo.

 

La imagen de Soler junto a la ambulancia resultó toda una postal para los empleados del municipio y, no menos, para los vecinos de la zona