Las ventas en los supermercados sanjuaninos crecieron en enero pasado un 10,6% respecto al mismo mes del 2016, la mitad que a nivel nacional en el mismo período, cuando la facturación trepó un 21,2%, según datos del Indec.

Pese al incremento en la facturación interanual, este tipo de establecimientos en la provincia perdieron ostensiblemente frente a la suba de precios. Es que el aumento del 10,6% quedó muy por debajo de la inflación que midió la consultora local Fundeg, del 35,9%; e incluso de la del Indec que para ese periodo fue del 30%.

En la práctica eso significa que aunque los clientes gasten más que el año pasado, compran menos cantidad de productos en el supermercado porque la suba de precios supera ampliamente el incremento de la facturación.

El rubro de carnes apenas subió un 3,4% en enero de este año.

El Indec realiza a nivel nacional la llamada “Encuesta de supermercados”, para cuantificar la evolución del sector a través de una serie de variables que reflejan el movimiento del consumo, como el monto de las ventas en pesos y el número de operaciones desagregadas por rubros. El universo que se tiene en cuenta son las cadenas de supermercados que cuentan por los menos con un local cuya superficie de ventas supere los 300 m2. 

Según el relevamiento, en enero del año pasado se realizaron operaciones en este tipo de negocios por 270.050.005 pesos, mientras que en el primer mes de este año las ventas alcanzaron a 299.580.709 pesos, con un incremento que superó el 10%, según informó el Instituto de Investigaciones Económicas y Estadísticas (IIEE), en base a datos del Indec.

Durante el año pasado, los meses de febrero y julio son los que alcanzaron los mejores números de ventas, con incrementos del 27%. Como contraposición, diciembre es el que tuvo los peores números con una facturación que apenas alcanzó el 10,6%, cifra que se repitió en el primer mes del 2017. Es un dato curioso porque en ese mes es cuando tienen lugar las ventas por las fiestas de fin de año y cuando se supone que los números tienen que ser superiores.

Según los especialistas, los números tan escasos se deben a la pérdida del poder adquisitivo del salario frente a la escalada de precios, que hace que cada vez sea más difícil llenar el changuito porque el dinero alcanza cada vez menos.

En el caso local, la expectativa está centrada en los cierres de las paritarias estatales, de maestros, empleados públicos y médicos, que impactan en el dinero circulante en la provincia.
En un análisis rubro por rubro de los elementos que empujaron las ventas hacia arriba, según el Instituto de Investigaciones Económicas y Estadísticas, el que corresponde a Artículos de limpieza y perfumería (17,5%) es el más subió, mientras que en la otra punta de la balanza, el que menos se incrementó fue Indumentaria, calzado y textiles para el hogar (5,8%).

En el medio se encuentran los Alimentos y bebidas (7,8%), pero con un dato curioso: el subrubro de Artículos de almacén (-2,2% ) es el único en registró una caída. En este segmento el que más subió fue Bebidas (41,6%).

Desaceleración

A nivel nacional, la suba de 21,2% marca una desaceleración en la mejora de las ventas respecto de los meses anteriores, producto de una caída en los volúmenes de venta pero también de una desaceleración en la suba de precios. Los datos fueron obtenidos en un relevamiento del Indec realizado en 61 empresas distribuidas en todo el país.

En forma complementaria, la suba de 22,8 por ciento en los shoppings expresa un repunte respecto de los resultados de los meses anteriores, pero al igual que en el caso de los supermercados muy por debajo de la variación de precios. Las cifras surgen de encuestas realizadas en 37 centros distribuidos en la región metropolitana.

Almacén

83,3 Es en millones de pesos lo que se vendió por este rubro en el primer mes del año. En el 2016 se habían vendido artículos por 85,2 millones de pesos, un 2,2% más.