La Unión Industrial Argentina (UIA), amenazó ayer con trasladar a precios los incrementos salariales del orden del 30% y reclamó al Gobierno que la convoque junto a la CGT a "mitad del mes que viene" a más tardar para retomar el diálogo tripartito.

El directivo de la UIA, Juan Carlos Sacco, lanzó una dura advertencia, al señalar que habrá pujas distributivas descontroladas con encendidos reclamos salariales y remarcación de precios del empresariado si fracasa el pacto social.

Además, pidió al sindicalismo que proyecte "una inflación del 15 %" anual para las próximas paritarias al alertar que, si prosperan las demandas de incremento de sueldo del orden del 30 %, "los empresarios lo van a trasladar a los precios".

Sacco dijo lamentar que no haya "una sola" central obrera -en relación a la línea opositora en la CGT de Luis Barrionuevo y "las dos CTA"-, al advertir que "un montón de gremios están por otros lados y por ahí no van a estar dispuestos a acatar" lo que acuerden la entidad conducida por Hugo Moyano y la UIA.

Luego, advirtió: "Si no nos apuramos, van a empezar las pujas distributivas descontroladas". Al referirse a la suspensión de hace dos semanas del encuentro de las cúpulas de la entidad fabril y la CGT, negó que "las relaciones" entre los dirigentes de ambas organizaciones se hayan "enfriado", contra lo que dijo el secretario general del Sindicato de Peones de Taxi, Jorge Omar Viviani. "Para nosotros, no es que se enfrían, toman un impasse. Si nos reunimos con la CGT y acordamos blanco, y eso no está convalidado por el Gobierno que lo convocó, tiene patas cortas lo convenido", argumentó Sacco.

Estimó después que, "en un año electoral, va a ser más que interesante para todos alcanzar el pacto social porque es un horizonte donde se tiene previsibilidad, se sabe qué son las cosas que pueden empañar el tema de la inflación".