-¿Qué opina de la actitud prescindente de los dirigentes que se referencian con el Peronismo Federal, en la interna nacional de la fuerza?

-Me parece bien. Cada uno tiene que tomar su decisión y ver qué dice la gente. Ellos participarán del armado del Peronismo Federal y se declaran prescindentes en la compulsa; no veo ningún problema.

-En el marco de una interna en la que participan liderazgos tan fuertes como el suyo y el de Duhalde, la liviandad con la que se presentan, ¿no le merece una nota?

-Yo no juzgo que se presenten livianos. Veremos nosotros a medida que nos acercamos a la fecha para convocar la voluntad popular. No le doy importancia al hecho. Tendrán que ir los candidatos a San Juan a sudar la camiseta.

-Los candidatos son usted, Duhalde y Das Neves?

-Los candidatos oficiales somos Duhalde y yo. Das Neves no está oficializado.

-¿Qué los diferencia de Duhalde como para que tengan que dirimir la candidatura en una interna?

-Mucho nos diferencia, y nos acerca mucho.

-¿Los acerca, fundamentalmente, la oposición al gobierno nacional?

-No, de ninguna manera. Tenemos coincidencias de otro orden, pero hablemos de lo que nos diferencia, o de lo que cada uno tiene para mostrar. Yo puedo exhibir mi gestión; con inclusión; la menor brecha entre ricos y pobres del país; casi fulminamos la pobreza y la indigencia; tenemos la mayor cantidad de viviendas construidas en el país para las clases más pobres. En seguridad tenemos los mejores índices, y seguimos combatiendo las nuevas formas de delincuencia. Los otros líderes de la Argentina no pueden demostrar esto. Mi experiencia está reconocida internacionalmente.

-¿Qué problemas tiene a su juicio San Juan en este momento?

-No los voy a enumerar yo. Hay que escuchar mucho a la gente. Esto de la prescindencia de los dirigentes nos obligará a ir a las provincias, a ir a San Juan a escuchar a los sanjuaninos, a ver cuáles son sus problemas.

-¿Pero qué le informan sus dirigentes cercanos, como Roberto Basualdo?

-Yo no voy a hacer la campaña denostando al gobierno de San Juan. Insisto en que vamos a escuchar. Hay que mirar para adelante, no confrontar. Como gobernador de San Luis, lo que sí, le pediría al gobernador Gioja que hagamos una reunión y solucionemos el problema de Guanacache, de los humedales, de las culturas originarias. Es sólo una cuestión de buena voluntad, y si hay que poner plata, la va a poner mi gobierno. También hay que ver cómo se soluciona el tema de lo digital en San Juan, que es un nuevo derecho humano. La inclusión digital es el nuevo llamado de la hora.

-En caso de triunfo o derrota en la interna, ¿compartiría fórmula con Duhalde?

-No pienso en que haya opciones. Yo voy a ganar. Las encuestas me ponen muy arriba, todas. Ahora, aparentemente, Duhalde se ha unido con Macri. Yo antes pensaba ganar una carrera en Palermo. Ahora voy a ganar una en Palermo y otra en otro hipódromo, y me posiciono muy bien para vencer a Cristina.

-Con Duhalde acordando con Macri; con los aparatos de Buenos Aires y Capital Federal en contra, ¿usted no le pidió el apoyo a Reutemann?

-No me acerqué a pedirle nada. La prescindencia la deben mantener todos los dirigentes del Peronismo Federal, en especial los pesos pesados. Ellos deben ser garantía de unidad luego de la interna, y de respeto a la palabra empeñada de aceptar el candidato que surja de las urnas.

-¿Quién cree que debe ser el candidato a gobernador del Peronismo Federal en San Juan?

El mejor candidato para enfrentar a Gioja, o a quien él designe, es Roberto Basualdo.

-¿Qué opina de la posibilidad de una enmienda constitucional que le permita a Gioja ser nuevamente candidato a gobernador?

-Nosotros en San Luis teníamos la reelección indefinida, y adaptamos nuestra Constitución a la nacional. Cada provincia tiene su particularidad, y si la gente de San Juan considera que necesita el fuerte liderazgo de Gioja, debe poder elegirlo.

-¿Usted está, entonces, contra un tercer mandato? Porque en la Constitución Nacional se permite sólo una reelección.

-Digo exactamente lo contrario. No me hagás decir lo que yo no dije. Lo que planteo es que nosotros teníamos un sistema, y lo reformamos. Este tema es de exclusiva soberanía del estado provincial, y la gente es la que debe decidir. Es parte de la condición del federalismo.

-¿Cuándo va a venir a San Juan?

-Iré cuando me inviten. He andado, sí, pero entre guitarreros. Estuve en la casa de Villavicencio. Oficialmente anduve poco porque no ha sucedido algo que sería maravilloso que ocurriera: el diálogo entre las provincias de Cuyo. Pero no ha aparecido esa voluntad entre los gobernadores de San Juan, de Mendoza y de la Rioja.

-¿Reclama usted ese diálogo?

-No, yo no reclamo nada, sólo digo que sería maravilloso que hubiera diálogo, para solucionar problemas comunes que tenemos, y todos quedaríamos como gente maravillosa.