Buenos Aires, 30 de noviembre.-Hace unas semanas, El Diario del Espectáculo te contaba la separación definitiva entre Sabrina Rojas y Luciano Castro, debido al desgaste que sufría la relación.

Hoy, las noticias son distintas y hablan de una crisis aparentemente superada entre los artistas.

Según indica la revista CARAS, el último fin de semana lo pasaron en la casa de Olivos que posee el actor de 36 años y, el sábado al mediodía, se los pudo ver yendo a comprar el desayuno y el diario, en los alrededores de la casa. Fueron a buscar a Mateo, hijo del actor con el que Sabrina tiene una muy buena relación.

En medio de los rumores que vinculaban al galán y a Romina Gaetani, la pareja mostró que siguen conviviendo bajo el mismo techo y que la crisis entre ambos quedó archivada.