Buenos Aires, 26 de enero.- Ariana, la segunda eliminada de Gran Hermano 2011 se agrandó las lolas. La joven se puso 325 centímetros cúbicos de silicona, lo que le garantiza un busto considerable. La intervención fue realizada en el Instituto Adventista, del barrio de Belgrano, en Buenos Aires.

La participante, a quien muchos le ven un parecido a Angelina Jolie, había anunciado sus deseos de operarse. Una vez fuera de la casa, la morocha cumplió con su sueño.