Los expertos recomiendan la ingesta diaria de frutas y vegetales de diferentes colores debido a las propiedades que posee que cada una en relación al aporte para el organismo humano. Definitivamente los alimentos basados en los colores azules, morados y rojos se llevan el primer puesto a la hora de iniciar una dieta a saludable y rica en nutrientes.
 

Su característica principal radica en una composición a base de antocianinas, las cuales previenen enfermedades cardíacas, regulan la presión arterial, determinan el control del colesterol, controlan el sistema urinario y hasta hacen su aporte para aquellas personas que sufren diabetes.
 

Arándanos
 

 

Los arándanos son una excelente fuente de vitamina K. También contienen vitamina C, fibra, manganeso y otros antioxidantes (especialmente antocianinas). Por otro lado, un alto consumo de antocianinas puede reducir el riesgo de infarto de miocardio en mujeres predominantemente jóvenes. Además, tiene un gran a porte en relación a la reducción de la presión y, en la rigidez arterial.
 

 

Granadas


 

La propiedades de está fruta también son múltiples. Estudios confirman que ayuda a fortalecer los huesos y previene la osteoporósis. También tiene grandes beneficios en la reducción del colesterol en aquellas personas que sufren estrechamiento de las arterias. Un estudio confirma que consumir durante tres años jugo de esta fruta trae grandes beneficios a la salud.
 

Repollo color púrpura
 


Esta verdura también tiene gran incidencia en la salud del ser humano debido a su alto contenido en fibra y su capacidad para saciar el hambre, ideal a la hora de iniciar una dieta. Por otro lado, tiene grandes porcentajes de vitamina C y aporta 20 por ciento de la cantidad diaria necesaria de vitamina A, y contiene mucho potasio.

"Los alimentos de color púrpura están estrechamente vinculados con la prevención de enfermedades del corazón como también cáncer de próstrata y de estómago",afirmó la nutricionista Cóccaro.

 

Berenjenas
 

 

Resulta una verdura ideal para agregar en cualquier dieta programada, y su alto porcentaje de agua permite que sea un alimento único para el control del peso y del consumo de las calorías diarias. No obstante, la fibra de la berenjena contribuye para depurar el organismo y para bajar los niveles de azúcar en sangre, lo que lo convierte en un alimento ideal para aquellos que sufren de diabetes. Tiene un alto porcentaje de magnesio, hierro y ácido fólico, nutriente esencial para las embarazadas en sus primeros meses de gestación.