Saber leer las etiquetas de los productos de cuidado corporal resulta más útil de lo que puede creerse.

A través de este conocimiento es posible detectar si hay algún ingrediente que puede provocar alergias (las reacciones más frecuentes incluyen: irritación, enrojecimiento, dermatitis de contacto, inflamación de la piel, dolor de la piel y sequedad excesiva).

Además se puede evitar ser víctima de "inocentes estafas' por parte de los fabricantes de cosméticos y la publicidad, ya que habitualmente se promocionan las virtudes de un producto, gracias a sus ingredientes "especiales', los que a su vez le dan un precio costoso. Saber si esto es o no cierto es un inteligente modo de ahorrar y no ser engañados, ya que hay que saber que el precio de un cosmético no determina su calidad.
Lo más importante es saber que las marcas están obligadas a mencionar sus ingredientes en orden decreciente; los primeros son los que se encuentran en mayores cantidades y los últimos son lo que están presentes en dosis más pequeñas. Cuando la concentración es inferior al 1% pueden mencionarse sin orden.

Principio activo

Es el elemento más importante de la fórmula, ya que es el principio que actúa (lo que lleva a comprar "ese' producto). Si está mencionado entre los primeros 3 ingredientes, está presente en una cantidad considerable, por lo que tendrá el efecto prometido; de lo contrario su porcentaje es muy bajo, por lo que no tendrá una incidencia positiva.

El dato: Los aceites vegetales y esenciales son sustancias naturales colmadas de principios activos y son los sustitutos perfectos de las cremas industriales.

Excipientes

Son sustancias que hacen que el producto tenga una textura concreta cuya aplicación resulte cómoda. Los frecuentes son agua, alcohol, propilenglicol, carbopol, acetona, polietilenglicol, trietanolamina, aceites minerales o naturales, siliconas, dimeticonas, lanolina o acetylated lanolin alcohol.

Antioxidantes

Se usan siempre que hay alguna grasa en al fórmula, y sirve para evitar el enranciamiento de las grasas. Los más conocidos son Vitamina C, ácido ascórbico PA, E300, Vitamina E, 
BHT butil hidroxitolueno y BHA butil hidroxianisol.

Antimicrobianos

Evitan la proliferación de bacterias tanto en la crema para evitar su deterioro como por posibles infecciones en la piel del usuario. Los más comunes son: parahidroxibenzoato de metilo; parahidroxibenzoato de propilo; triclosan; phenoxyethanol, methylparaben y propylparaben.

-El "glyceryl stearate' es ácido graso humectante que forma una barrera para evitar la pérdida de agua de la piel. Puede ser de origen vegetal o animal, siendo el de origen animal el más económico.

-El dióxido de titanio o titanium dioxide, presente en muchísimos productos de uso cosmético es un colorante presente en ciertos minerales, barato y muy abundante.

-El "acrylate copolymer' son polímeros plásticos, similares al vinilo, que produce la ilusión óptica de mejorar la apariencia de la piel.

-Los aceites minerales (mineral oil, paraffinum, paraffinum liquidum, petrolatum, vaselina) dan la "falsa' sensación de suavizar la piel, pero lo único que hacen es tapar los poros provocando acumulación de toxinas.

-Las "fragancias artificiales o químicamente logradas' más habituales son: Acetyl hexametyl; benzyl alcohol; bromocinnamal y aluminium chlorhydrate.

-Se ha demostrado su peligrosidad y riesgo cancerígeno el uso de productos con: 
* Metilparaben y etilparaben (en concentraciones bajas no son peligrosos, chequear que figure al final de la lista de ingredientes).

* Butilparaben y propilparaben: Prohibido totalmente en cosmética infantil en Dinamarca.

* Isobutylparaben, Isopropilparaben: Evitar completamente.

 

Tips para saber


-Elegir los productos con menos componentes. Las listas interminables suelen deberse a aditivos (colorantes, conservantes, espesantes, etcétera) para estirar la fórmula, y muchas veces con productos nocivos.

-Confíar preferentemente en productos con ingredientes que sugieran el nombre de una planta, y evitar aquellos con nombres, números o siglas resuenan a química.

El dato: Las sustancias químicas aparecen en inglés y los productos naturales en latín.
 
-Revisar siempre la fecha de vencimiento de todos los cosméticos para el cuerpo, incluido los de cabello. 

-Conocer la fecha de conservación de un producto después de abierto: Para eso buscar en el envase un pequeño dibujo de un pote abierto, con un número seguido por la letra M. El número indica los meses que este cosmético se mantiene inalterable después de abierto. Por ejemplo 12M / 12 meses.

-Los principales elementos que deben evitarse son: parabenos; PEG o PPG (polyethylenglycol
sodium laureth sulfate); siliconas, SLS; parafinas y aceites minerales, ftalatos y sales de aluminio. 

-El alcohol se usa como conservante. Los que no irritan la piel mixta a grasa (evitar en pieles secas y sensibles) son cetyl alcohol y cetyl stearyl alcohol. Las formas más irritantes que dañan la barrera cutánea son SD alcohol, methanol, ethanol, benzyl alcohol, alcohol denat, ethyl alcohol e ispropyl.

-Un asterisco al lado de un ingrediente significa que éste es ecológico; dos asteriscos indica que está hecho "a partir' de uno ecológico.


Glosario

 


-Aceite de almendras: Prunus Amigdalus Dulcis (Almond) Oil.
-Aceite de centella asiática: Hidrocotile Asiática (Centella) Leave and Root Oil.

-Aceite de germen de trigo: Triticum Vulgare (Germ) seed Oil.
-Aceite de jojoba: Simmondsia Chinensis (Jojoba) Seed Oil.
-Aceite de oliva: Olea Europaea Oil.

-Aceite de rosa mosqueta: Rosa Moschata Oil.
-Aceite esencial de lavanda: Lavandula Hybrida Herb essential Oil.
-Aceite esencial de limón: Citrus Limonum Essential Oil.
-Agua destilada: Water (Aqua).
-Cera de abejas: Beeswax.

-Gel de aloe vera: Aloe Barbadensis Extract.
-Manteca de karité: Butyrospermum Parkii Butter.
-Cera autoemulsionante: cerearyl alcohol; sodium lauryl sulfate o sodium cetearyl sulfate.
-Vitamina E: Tocophenol.

-Aceite Saponificado de coco: Sodium Cocoat.
-Aceite de Palma: Sodium palmate.