Un equipo de investigadores alemanes y argentinos desarrolló un software con un innovador algoritmo que permite obtener por primera vez mayor información sobre la estabilidad de los huesos, lo cual ‘podría servir para mejorar el diagnóstico de la osteoporosis‘, afirmó el autor principal del trabajo.

‘El método está hecho para determinar aspectos específicos de la estructura esponjosa que se encuentra en las vértebras‘, explicó a Télam Felix Thomsen, quien comenzó a desarrollar este software cuando inició sus estudios doctorales en la Universidad de Kiel, Alemania.

El investigador destacó que el ‘gran hallazgo‘ del trabajo es que el equipo encontró una correlación muy alta entre la estabilidad de los huesos y los parámetros computados con el método que desarrollaron.

En este sentido, las densitometrías convencionales (basadas en rayos X y orientadas a analizar la distribución del calcio) sólo son capaces de determinar la disminución de la resistencia ósea con un 70 por ciento de precisión. Mientras que el nuevo método incrementaría esa proporción hasta alcanzar el 90 por ciento.

Si bien Thomsen comenzó a desarrollar esta innovación en Alemania, luego continuó sus estudios con una beca doctoral en el Conicet, en la Universidad Nacional del Sur (UNS), en Bahía Blanca (Argentina), donde perfeccionó el software bajo la dirección de Claudio Delrieux. Asimismo, para la obtención y el análisis de las imágenes clínicas el equipo trabajó en colaboración con profesionales de la Universidad de Hamburgo, Alemania.

‘Específicamente este método puede determinar si la estructura local 3D está organizada en barras o placas, una medida que se llama ’rod-to-plate ratio’‘, explicó Thomsen, que se desempeña en el departamento de Ingeniería Eléctrica y de Computadoras de la UNS.

‘Para medir esta característica usamos la dimensión fractal, lo cual permite trabajar en imágenes clínicas de baja definición, como las que se obtienen con la tomografía computada (TC) en pacientes vivos‘, agregó.

Durante el proceso, el equipo de investigación analizó imágenes clínicas de 17 vértebras de pacientes con distintos grados de osteoporosis, obtenidas con equipos de tomografía computada en 3D de alta resolución. Mientras que luego diseñó un algoritmo que incorporó al software, según informó la Agencia CyTA-Leloir.

‘Otros métodos calculan la relación entre barras y placas en las estructuras del hueso usando solo imágenes en alta definición, lo que imposibilita la aplicación práctica. Nuestro software puede analizar este aspecto de la estructura ósea en la práctica y en pacientes vivos‘, enfatizó el investigador alemán.

Aquí, explicó que se ha encontrado que el aspecto más importante para estudiar la fuerza o estabilidad de los huesos es la densidad, la cual explica el 70% de dicho aspecto y es fácil de obtener. Y señaló que otro de los aspectos importantes es la relación entre las barras y las placas en la estructura ósea.

‘El método que nosotros presentamos permite obtener por primera vez mayor información de la estabilidad de los huesos, que no tiene relación directa con la densidad, usando imágenes de baja definición‘, resumió.

El investigador advirtió que los medicamentos del tratamiento de la osteoporosis tienen efectos secundarios opuestos, si la determinación del grado de esa enfermedad es incorrecto. ‘Por eso, nuestro método podría servir para mejorar el diagnóstico de la osteoporosis y así ayudar a evitar diagnósticos falsos‘, subrayó.

 

Dónde se conoce la novedad

 

Si bien aún no presentaron el software para la implementación en hospitales, realizaron una publicación previa en el Argentine Symposium on Technology en Córdoba, como parte de las Jornadas Argentinas de Informática.

Al mismo tiempo, la última versión de la investigación realizada por este equipo fue reproducida en la revista Medical Physics, en diciembre de 2016.

‘Todavía nos quedan pendientes unos pasos para mejorar el algoritmo, los cuales vamos a examinar este año. Además pensamos en la aplicación de este método para imágenes 3D en diferentes definiciones, variando desde la más alta a más baja para aclarar la influencia de la definición a este algoritmo‘, explicó Thomsen.

Asimismo, el científico señaló que aún deben probar el descubrimiento con nuevas imágenes y datos independientes. Consultado respecto de si este software existe en alguna otra parte del mundo, Thomsen sostuvo que existen parecidos pero ‘ninguno con un algoritmo similar‘ al método que desarrollaron.‘Planeamos además crear una versión para una colaboración que iniciamos recientemente con el instituto de radiología Inova de la ciudad de Bahía Blanca‘, dijo el investigador.