Deporte en la costanera. A orillas del río, en Valle Fértil, los visitantes más jóvenes pueden participar de la práctica de vóley y handball sobre la arena.

Con vista de lograr que repunte el turismo, los municipios de Valle Fértil, Iglesia, Calingasta y Jáchal pusieron en marcha una serie de servicios y actividades alternativas y gratuitas para ofrecerles a los visitantes. Se podrán disfrutar durante lo que resta de las vacaciones.


Aprovechando la buena temporada hídrica, el municipio de Valle Fértil decidió poner en marcha el programa ’Viví y disfrutá el río’, que incluye muchas actividades a la vera del río de La Majadita, especialmente para niños y jóvenes. Los niños pueden participar de juegos recreativos y ver películas infantiles en las pantallas gigantes que se instalaron en el lugar. Mientras que los jóvenes pueden participar en tornero de beach vóley y beach hándbol o mirar los videos musicales del momento que se proyectan en las pantallas gigantes desde la 22 hasta la medianoche y, si se animan, hasta bailar. También pueden disfrutar de una sesión de cine, en la costanera. 


Desde el Municipio dijeron que estas actividades se realizan de lunes a domingo y que, hasta el momento, han tenido un buen resultado.

Camping novedoso. En la costanera del río Los Patos, en Calingasta, se construyeron mesas y bancos para que la gente pueda disfrutar de un picnic.

 

Otro departamento que apostó a las bondades del río para ampliar los servicios turísticos es Calingasta. El Municipio construyó bancos y mesas de hormigón en la costanera del río Los Patos para que la gente utilice el lugar como camping, cosa que también puede hacer de noche ya que se instalaron algunas luminarias. ’Lo mismo estamos haciendo en la costanera del río Calingasta para que la gente tenga otra opción donde disfrutar de un picnic al lado del río’, dijo Jorga Castañeda, intendente de Calingasta.


En Iglesia apostaron a una nueva actividad cultural para los visitantes. Tiene como escenario la localidad de Angualasto, tierra con un importante pasado indígena que ahora ofrece una galería de arte rupestre al aire libre, plasmada en las casas que hay en el lugar. ’Convocamos a artistas provinciales y locales para que en las puertas, ventanas y portones de las viviendas de este pueblo realizaran murales con motivos de la cultura incaica. La gente puede visitar el lugar donde los propios dueños de casas les enseñan y hablan sobre estas obras. También sacar fotos’, dijo Sergio Cámera, director de Turismo de Iglesia. 


Los visitantes que lleguen hasta este pueblo pueden visitar también el museo a cielo abierto Punta del Barro donde quedan vestigios de la cultura angualasto.


Por su lado Jáchal quiso ampliar los servicios y de manera innovadora. Los domingos realiza en la plaza departamental el ciclo ’Noches en Familia’ con diferentes exposiciones. En uno de los stands se puede cortar el pelo y vacunar gratis a los perros. También se los expone para que la gente les tome una foto. ’Muchos turistas llegan a pasear junto a sus mascotas y nos pareció oportuno ofrecer este servicio’, dijo Rubén Godoy, director de Turismo.
 

Otras opciones



Trekking cordillerano
El director de Turismo de Iglesia, Sergio Cámera, dijo que un emprendedor turístico privado está a punto de lanzar una nueva propuesta de turismo aventura. Se trata de trekking al pie de la cordillera de los Andes, en Villa Iglesia. Quienes participen de esta actividad también tendrá la opción de hospedarse cerca de la zona cordillerana.

 

La fe como atractivo
El Municipio de Calingasta puso en marcha un nuevo paseo. Se trata de una visita a la Capilla de Nuestra Señora del Carmen, de la época de los jesuitas. El paseo, con el servicio de un guía, sale desde la Oficina de Información Turística del departamento para llegar hasta el templo que queda a 2 kilómetros de distancia. Se puede hacer a pie o en vehículo.

 

Una clase de danza
En la plaza departamental de Jáchal hay varias opciones para que los turistas de todas las edades pasen un buen momento. Entre ellas se destacan las clases gratuitas de danzas folclóricas en las que pueden participar hombres y mujeres. Estos bailarines pueden demostrar lo aprendido cuando luego llegan los espectáculos artísticos a este paseo.