Mejor camino. Repavimentarán las calles que rodean la estación de servicio. Esta obra estará lista a fin de este mes.

 

En marzo se realizará una nueva Cabalgata de la Fe y el paraje de la Difunta Correa ya se está preparando para recibirla. Los administradores del lugar encararon una batería de obras para brindar mayor comodidad y servicio tanto a los jinetes como a los visitantes. 


En noviembre pasado se comenzó con la construcción de 120 mesas, con capacidad para 6 personas, y sus respectivos parrilleros. Esta obra ya se concluyó y elevó en un 24% la cantidad de lugares para comer cómodamente sentados. Antes había en el predio 380 mesas y ahora son 500.


Otras de las obras concluidas es la ampliación en el almacenamiento de combustible. En la estación de servicio al ingreso del paraje se instaló un nuevo tanque para almacenar 32.000 litros de combustible más para alcanzar la cantidad total de 60.000 litros. Con esto el almacenamiento de combustible creció en un 53%.

Para elegir. Las nuevas mesas y bancos se construyeron en diferentes sectores del predio de la Difunta Correa.


En este plan de mejoras a nivel servicios, también se incrementó la cantidad de tachos para residuos. Antes eran 220 y ahora son 300. ’Son muchas las cosas y servicios que hay que seguir mejorando, pero comenzamos por lo más urgente con la idea de brindar mayor comodidad’, dijo Daniel Rojas, administrador del lugar.


Entre las obras que arrancaron, pero que aún no se concluyen están la repavimentación de las calles que rodean la Estación de Servicio, por un total de 800 metros de largo que representa el 34% de la zona pavimentada en todo el paraje que es de 2.300 metros. La otra obra es el refuerzo en la iluminación con la instalación de 30 nuevas torres que se sumarán a las 50 ya existentes, incrementando en un 60% el servicio. También agregó que hasta el momento se invirtió unos 700.000 pesos en las obras mencionadas, costo que fue cubierto con fondos propios de la administración. Dijo que la inversión en dinero fue menor de lo esperado porque parte de los materiales fueron donados por empresas locales.

 

Funcionamiento

La Administración Paraje Difunta Correa es una oficina del Estado, autónoma y autárquica, es decir que se abastece a sí misma con cierta libertad de acción. Es el Gobierno el encargado de elegir y designar a quienes dirigen esta administración.
 

La Administración Paraje Difunta Correa se encuentra bajo la supervisión de la Secretaría de Relaciones Institucionales, dependiente del Ministerio de Gobierno. Desde hace 13 años Daniel Rojas es el encargado de dirigir esta administración.

La Administración no cuenta con un presupuesto asignado por el Estado y solamente subsiste con las ganancias de los bienes comerciales que maneja como el alquiler de los locales comerciales, la concesión del hotel y de la estación de servicio, etc.

Más estacionamiento. Frente a la estación de servicio, en el predio de la Difunta Correa, están haciendo piso de hormigón para que la gente estacione con comodidad.
