Con los ojos llenos de lágrimas, sin quitar la mirada del relicario y en silencio absoluto, Martha Moreno, una devota de Capital, oró durante varios minutos frente a la reliquias de Santa Margarita María Alacoque. Este tesoro católico llegó a San Juan en la jornada de ayer, en el contexto de una gira mundial, e hizo que cientos de fieles de la provincia pasaran durante todo el día por la Iglesia Catedral. La salud de todos y principalmente, que la situación económica del país mejore, fueron algunos de los pedidos que hicieron los fieles que visitaron las reliquias.

En el relicario exhibido en el altar de la Iglesia Catedral, los fieles pudieron tener cerca las clavículas izquierda y derecha, las primeras costillas izquierda y derecha y una partícula del cerebro de la santa francesa, que es conocida en el mundo entero por haber recibido apariciones del Sagrado Corazón de Jesús.

Además de esas reliquias, el cofre mostró una rosa de oro que le regaló el Papa Juan Pablo II.

"Esto es como un tesoro que viene a darnos amor y a protegernos. Vamos a pedirle que nos ayude para que entre todos podamos salir de la triste y dura situación económica que estamos viviendo en todo el país", dijo Josefa Guzmán, una mujer que llegó desde Rawson, mientras que Lucía Lorenzo, de Rivadavia, agregó: "Vine a ver las reliquias y a pedirle a Santa Margarita que nos ayude para que a nadie le falte el trabajo y el pan de cada día. Estas reliquias no habían llegado nunca a San Juan, y que lo hagan ahora es una señal de esperanza".

Las reliquias de primer grado de Santa Margarita fueron traídas desde el Santuario Paray le Monial, ubicado en Francia, y recorrerán el país en el marco de la llamada "Misión Corazón Ardiente", que organiza la Misión Fátima Argentina, Guardia de Honor del Sagrado Corazón, con la colaboración de la Sociedad de Peregrinos, con el lema "Al menos, tú, ámame". Estuvieron en San Juan durante 24 horas y anoche partieron rumbo a San Rafael, Mendoza.

Durante la jornada de ayer en la Iglesia Catedral hubo 4 misas y las puertas estuvieron abiertas durante todo el día, por eso hubo cientos de fieles que se acercaron aunque sea por unos minutos a tocar o fotografiar el cofre donde están parte de los restos de Santa Margarita.

"Es un honor que las reliquias estén en San Juan. Cuando nos enteramos que llegaban decidimos venir en familias, para poder pedir y agradecer que estamos sanos", agregó Luis Morel, un vecino de la Catedral, que estuvo en la primera misa y que después se quedó un largo rato junto la relicario, que fue custodiado por personal de la Catedral.

Otra celebración

Las reliquias llegaron a San Juan justo cuando la Iglesia Catedral está celebrando el Triduo en honor a San Pantaleón, que es el tercer patrono de la Arquidiócesis de San Juan. Esta celebración finaliza hoy con el rezo del rosario a las 8,30 y a las 19,30, y con las misas a las 9 y las 20.