7.000 cosechadores se calculan que hacen falta en San Juan para levantar las uvas. No hay datos exactos por la ausencia de registros y la llegada de mano de obra externa.