Juan Gelman tuvo que exiliarse en 1975 debido a amenazas de la organización ultraderechista Triple A.