La confirmación de dos casos autóctonos de dengue en San Juan hizo encender todas las alarmas y generó el efecto que las autoridades buscaban: la visualización del problema que dio paso a la concientización. La División Epidemiología y del Programa de Control de Vectores confirmó los dos casos, ambos con la cepa DEN 1 que se sumaron a los otros siete casos importados. Contra esto, varios municipios ya participan en la prevención.

Si bien en varios departamentos ya se venía trabajando, la pandemia del Covid-19 había relegado varias tareas. "El mosquito está en todos los departamentos, por eso lo más importante es la concientización: que la gente entienda que sin mosquito no hay dengue", comentó Liliana Salvá, jefa de Control de Vectores. Destacó que el rol de cada vecino es fundamental, en sus propios hogares, para erradicar los mosquitos y prevenir el dengue.

Control de Vectores trabaja con 25 personas, pero no da abasto, por eso recurrió a los municipios. El operativo de inspección ocular y tratamiento focal consiste en ingresar a cada domicilio, para constatar que no existan lugares con el mosquito.

En Capital trabajan con tareas de acarreo, desinfección y concientización. "Es mucha gente de distintas áreas del municipio afectadas como Servicios, la Policía Comunal y las Uniones Vecinales. Además Ariel Palma ya trabaja en una ordenanza municipal para darle mayor interés a un tema que ya nos aqueja", comentó Julio Nacif, director de Salud de ese municipio.

En Santa Lucía, 25 personas inspeccionan entre 70 y 80 domicilios por día. "Se avisa a la gente unos días antes para que saquen sus residuos y después sí se hace la inspección para corroborar que no queden lugares donde pueda haber foco", comentó Roberto Martín, desde Municipio Saludable, quien comentó que entregan folletería para educar a la población. La postal es similar en Rivadavia, donde el servicio de desinfección se realiza en cuatro sectores simultáneamente: zonas Sur, Centro y Norte y las localidades de La Bebida y Marquesado.

En Jáchal en tanto, se está realizando un relevamiento poblacional y habitacional con 40 personas, apuntando a la concientizacion de dengue y coronavirus, además del monitoreo. "Tenemos baja población de mosquito pero no podemos descuidarnos", comentó Javier Balderramo, titular de Municipio Saludable, quien agregó que un tema fundamental allí es terminar con las letrinas, que todavía resisten en el Norte sanjuanino.

El origen

Desde el Control de Vectores dijeron que el mosquito transmisor está desde 2014 en Valle Fértil y 2017 en Gran San Juan y Caucete, pero recién ahora está infectado.

En marzo se confirmó el primer caso de dengue en San Juan. Se trató de un caso importado de un hombre de 36 años que llegó desde La Rioja y que encendió las alarmas.

El jueves el Instituto Maiztegui de Buenos Aires confirmó los dos primeros casos autóctonos que se sumaron a los 7 importados, 26 sospechosos y 9 descartados.