En enero de 2010, cerca de 75 personas murieron por derrumbes en varias zonas afectadas nuevamente ayer.