El Parque de Agua, armado en la bajada del paredón del dique de Ullum, se transformó en el paraíso kayakista. Su ola artificial atrajo a deportistas de todo Cuyo, inclusive fue elegido para realizar un campeonato con competidores de toda Sudamérica.

Sin embargo, ahora el espacio fue cerrado por decisión de la nueva gestión municipal de Rivadavia. La intendenta, Ana María López, argumentó que el Kayak Club San Juan no respetó las normas de seguridad que se había comprometido a poner en práctica cuando recibió, en comodato, el parque de parte de la gestión de Elías Alvarez. A su vez, desde el club admitieron que el acuerdo decía que ellos debían contratar un seguro y guardavidas, pero que al momento de firmarlo no leyeron estas exigencias. Recién se enteraron cuando las nuevas autoridades les informaron la situación. Ahora dicen que no tienen dinero para encarar estas exigencias.

El espacio del río San Juan está a cargo del Departamento de Hidráulica, pero ese organismo cedió su uso por 2 años a la Municipalidad de Rivadavia. A su vez, el municipio firmó el comodato para que pudiera realizar su actividad allí el Kayak Club San Juan. De hecho, la Municipalidad y el club trabajaron en conjunto para construir la ola, colocando 4 espigones en el río, lo que demandó una inversión aproximada de 60.000 pesos, según comentaron desde el club. La idea fue que los deportistas tuvieran un lugar para practicar y el municipio lograra la llegada de turismo al departamento. Pero ahora todo está frenado.

‘Me preocupó ver que había mucha gente que iba a ver el kayak y terminaba bañándose en el río. Por eso pedí los papeles para conocer las condiciones pautadas para el uso del lugar. Descubrí que en el comodato decía que el club de kayak tenía que pagar un seguro de responsabilidad civil para los espectadores y el servicio de guardavidas, pero no lo estaba haciendo. Por eso suspendí la actividad‘, comentó López. Además, dijo que no hay ningún cartel que indique que está prohibido bañarse.

‘La actividad va a estar frenada hasta que se llegue a una solución con la que se brinde seguridad para todo el que vaya al lugar‘, comentó la funcionaria. Y agregó que ‘creo que el problema fue que todo se hizo demasiado rápido. El acto de inauguración del parque se realizó el 1 de octubre pasado. Sin embargo, el comodato entre el municipio y el club se firmó recién el 6 de diciembre, sólo 4 días antes del campeonato sudamericano‘.

DIARIO DE CUYO intentó comunicarse, sin éxito, con el ex intendente de Rivadavia Elías Alvarez, quien estaba a cargo del municipio cuando se pautó la actividad, para saber si la comuna había realizado algún tipo de control para verificar el cumplimiento del acuerdo.

Por su parte, Mauricio Caif, presidente del Kayak Club San Juan, dijo que ‘al comodato lo firmamos recién el 6 de diciembre y muy rápido, porque se nos venía el Sudamericano. Entre gallos y medianoche no vimos bien el papel. Después nos dimos cuenta de que teníamos que pagar un seguro y poner guardavidas. Pero no tenemos dinero para eso‘. Además comentó que ‘vamos a proponer a las autoridades que se cierre el ingreso al río y que entremos sólo los del club, que tenemos seguro‘.

En cuanto al uso del piletón de la Quebrada de Zonda para la práctica de kayak, Caif dijo que fue un ‘acuerdo de palabra‘ con Alvarez, por lo que ahora tampoco pueden usar el espacio, en el que sí hay carteles que indican que está prohibido bañarse.