Carteles. Un grupo de manifestantes llegó preparado a la marcha. Además de las banderas, hicieron carteles en repudio a las medidas nacionales.

La marcha nacional contra las medidas de Alberto Fernández tuvo su correlato en San Juan. La movilización concentró a unas 2 mil personas a pie, mientras que otro tanto lo hizo en sus movilidades. Tal cual lo estableció el mensaje de convocatoria que circuló días antes por las redes sociales, el encuentro se dio a las 16 en la plaza 25 de Mayo y, si bien pareció ser un encuentro espontáneo y sin plazo, duró exactamente dos horas, ya que a las 18, cuando los manifestantes se encontraban frente a la Legislatura, la voz del parlante indicó a "volver a sus casas de forma pacífica". Tal cual ocurrió en la visita presidencial del martes con los militantes que se acercaron al Centro Cívico para saludar al Presidente, no hubo respeto por el distanciamiento establecido por las autoridades locales para evitar que crezcan los contagios por coronavirus. Tras la marcha, hubo un mensaje de la ministra de Gobierno, Fabiola Aubone, quien indicó que "el Estado provincial, en el marco de su política de Derechos Humanos, ha garantizado el derecho a manifestarse por medios pacíficos".

La Policía controló la circulación, pero todo fue pacífico.

En la marcha, que fue generada por autoconvocados por la Verdad y Justicia, Libertad y Paz, y los Derechos Vulnerados, prevaleció la Bandera argentina que fue utilizada como un símbolo de reclamo. Además, se pudo ver a algunas personas llevando carteles que indicaban "no a la Justicia militante", "no toquen la prensa", "usurpar tierras es un delito" y "no seremos Venezuela", entre otros. Por otro lado, primó el aplauso, el bocinazo y el cacerolazo, y no hubo ningún escrache. Toda la movilización tuvo de base la Marcha de San Lorenzo y, como si hubiese estado programado, cada media hora se entonó el Himno Nacional.

La concentración en la Plaza 25 de Mayo creció exponencialmente a través de los minutos y, por momentos, se mezcló entre aquellos que llegaron a pie y los que lo hicieron es sus vehículos. Si bien inicialmente el reclamo iba a ser con una movilización por los tres poderes del Estado (Tribunales, Legislatura y Casa de Gobierno), los manifestantes se dirigieron desde la plaza hacia la Cámara de Diputados. Así, la marcha tuvo dos puntos neurálgicos.

Reclamo. La intersección de Avenida Libertador y Las Heras fue el segundo punto de encuentro de los manifestantes.

Entre los manifestantes se pudo escuchar críticas a las medidas de la administración central como la reforma judicial, el desplazamiento de jueces encargados de investigar a la vicepresidenta Cristina Kirchner, a la escalada del gasto público, la quita de un porcentaje de coparticipación a Capital Federal, las restricciones al dólar, la extensa cuarentena y las restricciones a algunas actividades comerciales y, a nivel local, al escrache que sufrió una vecina de Capital en la puerta de su domicilio el martes pasado. En algunos casos, dichos cuestionamientos se hicieron con cánticos como el "que se vayan todos" y "Fernández, cuidado, el pueblo está cansado".

Sobre el reclamo, Aubone indicó en un comunicado que "el derecho de todos los ciudadanos a manifestarse es inalienable. Nuevamente, como lo hemos hecho siempre, destacamos la importancia del ejercicio de la libertad de expresión". Además, dijo que "desde el Gobierno sostenemos y promovemos el diálogo y el consenso como vías para una mejor sociedad". A diferencia de otras marchas, hubo una casi nula participación política.

Vehículos. La movilización en vehículos fue masiva, por lo que hubo congestión
tanto en la plaza 25 de Mayo como en las cercanías a la Legislatura.


Sonido

Una camioneta fue la encargada de proporcionar el sonido para la marcha. La movilidad se caracterizó por reproducir el Himno Nacional, la Marcha de San Lorenzo y el Himno a Malvinas. Además, guió a los manifestantes desde la Plaza 25 de Mayo hasta la Legislatura provincial. También ayudó en los cánticos.

Jóvenes

Si bien en la Plaza 25 de Mayo se vio una mayor participación de personas mayores, en la Legislatura se hizo presente un gran número de jóvenes que llegaron cargados de banderas y carteles. También se pudo ver a familias completas que fueron parte del reclamo. Algunas personas llegaron en moto y en bici.

Aspersores

En medio del reclamo que se concentró en la Legislatura, el sistema de riego del edificio comenzó a funcionar, lo que hizo que varios manifestantes se mojaran. La situación ocasionó algún enojo que no pasó a mayores. El sistema de riego, que también se activó en el Centro Cívico, duró sólo unos minutos.

Himno

Los manifestantes que llegaron primero a la intersección de Avenida Libertador y Las Heras no esperaron a la camioneta que trasladaba el sonido, por lo que, tras unos minutos, comenzaron a cantar el Himno a capela. Las personas que iban en auto acompañaron con aplausos y, tras el final, con las bocinas.