Apenas terminó la serie que corrió Gabriel Zughella, Yannantuoni supo que era campeón y ante eso, los ojos se le llenaron de lágrimas y expresó: "Estoy emocionado. Costó mucho llegar a esto y ahora hay que disfrutarlo", fueron las pocas palabras, casi al borde del llanto, que pudo expresar al coronarse como nuevo campeón de Turismo Nacional. Es que éste es el primer título que consigue en una categoría a nivel nacional, algo que se le venía negando desde hace varias temporadas en el TN C3 ya que siempre fue uno de los protagonistas del certamen.

"Quiero dedicárselo a la familia de Guido (Falaschi). Además esto es mérito de los chicos que trabajan en el auto, porque me entregaron una máquina estupenda que nunca se paró en ninguna carrera. Yo sólo me subí al auto e hice mi trabajo", cerró un emocionado Patito.