Franco Silva, cuyo papá es el ex presidente de Trinidad Fabián Silva, no ocultó su alegría cuando se enteró que Emmanuel Mas y Matías Garrido también estaban en el museo. Se acercó a ellos y con los ojos brillosos les preguntó si es difícil y se necesita mucho entrenamiento para llegar a jugar en equipos importantes. Los futbolistas respondieron gustosos y los tres charlaron largo y tendido.