En diez años, la matrícula de jardín de infantes a nivel nacional creció un 23,8%, según un informe del Observatorio Argentinos por la Eduación, basado en datos oficiales. Pero en este escenario, San Juan dio la nota: el salto entre los años 2007 y 2017 fue del 48,1%, ubicándose cuarta en todo el país.

De acuerdo al estudio, en el lapso 2007-2017 el número de estudiantes en las salas de 3 a 5 anos pasó de 1.364.909 a 1.689.666. Y en este período, el acceso al jardín de infantes aumentó en paralelo a un incremento de la oferta: la oferta de nivel inicial para niños de esta edad creció un 27,9%, medida en cantidad de secciones (grupo de estudiantes que cursan juntos).

Según datos oficiales, desde 2016 se construyeron 1479 salas de jardín. No obstante, la evolución de la matrícula muestra disparidades entre las provincias.

El relevamiento, que lleva la firma de Gustavo Iaies , especialista en educación del Centro de Estudios en Políticas Públicas (CEPP), muestra los últimos números publicados por el Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología respecto a la matrícula, la cantidad de unidades educativas y unidades de servicio, y la cantidad de secciones de 3 a 5 años de nivel inicial. De aquí se desprende que en la década considerada la matrícula de sala de 5 aumentó 4,8% en el período considerado, la matrícula de sala de 4 lo hizo en 43,8% y la de sala de 3 aumentó un 41,9%.

El trabajo advierte que las autoridades educativas informaron que desde 2016 se construyeron 1479 salas de jardines de infantes y existen 1365 salas adicionales licitadas

Como se dijo, la evolución de la matrícula mostró diferencias entre distritos. Por ejemplo, el mayor crecimiento en términos relativos se dio en Santa Cruz (+59,1%), mientras que en Buenos Aires lo hizo en un 15%. No obstante, para la interpretación deben tenerse en cuenta tanto las diferencias poblacionales entre jurisdicciones como también las diferencias en cobertura en 2007, al comienzo del período considerado. Pues, es esperable que el crecimiento de la matrícula sea menor en territorios con mayores niveles de cobertura al inicio de la década analizada.

En tanto, en el Observatorio aclararon que “el crecimiento de la matrícula y oferta de servicios educativos no quita que aún haya vacantes que cubrir”, problemática que cada año se reitera en la Ciudad. “Aún no tenemos datos por municipio, con lo cual los datos provinciales no terminan de explicar las variaciones locales. Puede ser que la matrícula mejore en la provincia al agregar los datos pero no en algunos departamentos en particular”, agregaron fuentes del Observatorio, e hicieron hincapié en la necesidad de “contar con mayor información pública sobre cobertura educativa”.