Salir a hacer compras necesarias es una de las causas por las que las personas pueden dejar la cuarentena obligatoria. Si bien en los grandes supermercados los estacionamientos pueden verse casi vacíos y las filas no son tan extensas, desde algunas cadenas dijeron que no disminuyó su clientela. "En las tres sucursales que tenemos en San Juan notamos que hubo la misma cantidad de personas que un fin de semana común", dijo Juan Pablo Quiroga, gerente de Relaciones Institucionales de Walmart y ChangoMás. Explicó que no se ve tanto movimiento de clientes porque hacen que la gente entre de a poco y porque con la distribución de horarios según las edades y grupos de riesgo se logró agilizar los controles preventivos.

Desde el domingo los supermercados cambiaron los horarios de atención. Comenzaron a abrir de 7 a 20. Además, otro cambio que implementaron fue que las tiendas dispusieron un sistema de horarios de atención especial para adultos mayores e inmunodeprimidos. Incluso algunas comenzaron a usar un régimen especial para todo el personal de la salud, los cuales pueden comprar sin hacer fila. En este contexto, DIARIO DE CUYO recorrió algunos de los supermercados locales. La tranquilidad se pudo percibir en la mayoría de estas cadenas.

En los pasillos de los supermercados hubo un silencio casi absoluto. Es que en estos lugares no permiten que ingresen grupos familiares. Esto hizo que en algunos locales personal de seguridad privada hablara con cada uno de los que ingresó para saber si venían solos o acompañados. Y, por esta misma razón, en varios supermercados se pudo ver algunas personas que esperaban que otros salieran. "Sólo dejamos ingresar hasta 200 personas. Para eso, dejamos 200 carros en la puerta. Además, para mantener la distancia, en las filas se marcaron los lugares -en el suelo- para que cada persona se ubique", dijo Quiroga y agregó que para ellos el sistema que aplican en los súper es efectivo. Es que si bien tienen la misma cantidad de gente que días normales, las personas se distribuyen mejor en el tiempo y eso evita que se amontonen. Además destacó que el hecho de que la gente no vaya toda al mismo horario, permite tener más limpio el local y ayuda a que se mejore el abastecimiento. "Semanas anteriores nos pasó que con tanta cantidad de gente en el mismo lugar no llegábamos a abastecer las sucursales y eso ahora se está normalizando, porque hay más tiempo para reponer", agregó.

Protagonistas

CARLOS SALINA -Cliente

"Salimos a hacer las compras con mi señora, pero dejaron que sólo uno entre al supermercado. Me parece bueno para prevenir. Yo vine con barbijo por las dudas, porque estuve resfriado".

NORA ALANIZ -Clienta

"Me parecen bien las medidas preventivas que implementaron en los supermercados. Sobre todo lo de tomar distancia, pero no me gusta que nos pongan un límite de productos para comprar".