Uruguay festejó ayer el bicentenario de la independencia. El 27 y 28 de febrero de 1811 se dio el denominado Grito de Asencio, gesta que marca el llamado de un grupo de patriotas para alzar el territorio de Uruguay contra la Corona española. El acto central fue en el mismo lugar donde comenzó la gesta, a orillas del río Asencio, a unos 370 kilómetros de Montevideo. Las celebraciones estuvieron muy lejos del lujo de otras ceremonias.