En competencia. Las pasistas, bailarinas y las batucadas chimberas deleitaron al jurado que las evaluó. Con mucha alegría se movieron sin parar y fueron ovacionadas por la gente a lo largo de todo el corsódromo. 

 

Vestidos de animales de selva, jeques árabes y hasta de personajes bíblicos los batuqueros dieron un espectáculo único en el corsódromo de calle Neuquén en Chimbas. Y si bien la sensualidad de las bailarinas y pasistas llamó la atención de muchos, la creatividad de los trajes de los músicos fue lo que más sorprendió a la gente. A pesar de que la alegría del carnaval fue incomparable, este año el festejo sólo duró una noche. Es que durante el primer fin de semana, el corso se suspendió porque se postergó el cierre de la Fiesta Nacional del Sol y al otro día, por una tormenta que afectó a toda la provincia. Anoche, día previsto para el cierre, la Municipalidad de Chimbas decidió no realizar el festejo en solidaridad de una mujer que fue baleada durante la noche del viernes mientras mirada el paso de los bailarines (ver página 19). 


Esa noche, según datos de la organización hubo unas 45.000 personas que bailaron y disfrutaron de principio a fin. Esta vez, a diferencia de años anteriores, durante el corso se eligió a la Reina Juvenil e Infantil del carnaval chimbero. 


La creatividad de las agrupaciones, sumada a la belleza de la danza y la música, hicieron que todos deliraran de alegría durante más de 2 horas. La agrupación Juventud y Amistad, del barrio Los Pinos, fue la encargada de romper el hielo. Con trajes inspirados de los dioses Incas, hicieron que la gente comenzara a aplaudir y a disfrutar del espectáculo, que arrancó puntual y sorprendió a todos. A lo largo del corsódromo, el público disfrutó del show. 


Con enormes penachos de colores y con plumas hasta en las botas, las bailarinas demostraron sus habilidades, mientras que los batuqueros dejaron al descubierto la creatividad. Con telas muy brillantes, lentejuelas y hasta con enormes máscaras de tigres hicieron que desde los niños hasta los adultos quedaran admirados. 


Según los músicos, la confección de esos trajes les llevó meses de trabajo y confesaron, que hasta ellos se animaron a coser, pintar y hasta bordar con piedras para que su vestimenta sea la más linda del carnaval de Chimbas. No sólo los batuqueros de las comparsas que competían lucieron increíbles trajes. Hasta los niños que los acompañaron fueron bien lookeados y en sintonía con los adultos. 
 

 Reina Juvenil. Brenda Fuentes, representante de la agrupación Rayuela fue la elegida como la nueva Reina del Carnaval. 
La Reina Infantil. Zaira Triana Moreno tiene 6 años y durante el viernes en la noche fue elegida como la nueva Reina Infantil. 

 

Los trajes


Las plumas de los penachos
Los penachos y cabezales de las jóvenes chimberas llamaron la atención por la
cantidad de plumas. Y no sólo las bailarinas o pasistas son las que llevan plumas,
sino que los músicos de las batucadas también suelen llevar sus cabezales
con estos elementos. Todos van en los mismos tonos.
Trajes, según la alegoría
Cada una de las 8 agrupaciones de Chimbas se presentaron con una alegoría y
sus trajes estuvieron confeccionados en base a eso. Una de las agrupaciones
llevó a sus músicos vestidos como jeques árabes. Vistieron hasta las vinchas con
plumas. Los trajes fueron hechos de seda y tafetán.
Con sombreros y muchos flecos
Dentro del carnaval de Chimbas hay varias categorías que compiten por importantes
premios, las murgas son una de ellas. Los murgueros diferencian por sus
trajes de llamativos colores, con flecos y muchos apliques. Casi todos llevan chalecos
y pantalones con mucho brillo.
Diminuta vestimenta
Las bailarinas del carnaval y las pasistas son un clásico de los festejos de Chimbas.
Con trajes diminutos y con muchas perlas en sus caderines, se volvieron la
atracción de la noche. Las jóvenes, llevaron además muchas plumas y trajes con
lentejuelas de todos los colores.
Con luces led
Mientras que las plumas y el brillo se destacan en todos los trajes de las batucadas
y las pasistas. Hay algunos que llevaron sus vestimentas hasta con luces
led. Llamaron la atención, mientras que las luces cambiaron de color según los
bailes. En este caso, los músicos también usaron capas.
Máscaras como cabezales
Representando una manada de leones, los integrantes de una de las batucadas
lucieron enormes máscaras de tigres como si fueran los cabezales. Con muñequeras
brillantes y hasta pecheras del mismo estilo contagiaron alegría y lucieron
los trajes. Los cabezales son parte de la vestimenta de los batuqueros.

 

En 2014
En 2014 las intensas lluvias también llevaron a suspender este festejo. Esa vez, después de 17 años de corsos ininterrumpidos, Chimbas no tuvo su popular festejo. A las semanas realizaron un festival solidario en el estadio abierto para ayudar a los afectados por las lluvias y bailaron todas las agrupaciones. 

Iluminación 
El corsódromo de calle Neuquén debutó el viernes, único día en el que el corso se realizó. Es que hasta el año pasado, el segundo fin de semana de Por Siempre Chimbas se realizaba en calle Mendoza. Para este festejo se colocó iluminación especial para el lugar estuviera en buenas condiciones. 

Tribunas
Este año, a diferencia de otros carnavales, la Municipalidad de Chimbas colocó tribunas tubulares para que a gente pudiera ver en detalle las presentaciones de cada una de las agrupaciones. Las tribunas estuvieron en calle Neuquén. También hubo espacios destinados para que la gente estuviera en sillas.  

Por pantallas
Entre las novedades que tuvo el carnaval, que por primera vez fue promocionado con bailarinas en vivo en los alrededores del Obelisco, estuvieron las pantallas gigantes. A lo largo del corsódromo hubo pantallas en las que la gente podía ver cuando los artistas estaban en competencia frente al jurado.