"Destruyó mi familia y quiero que lo encuentren para que esto no quede así. No se lo puede tragar la tierra".

Marcela López, esposa de la víctima